Mi bebé y yo

¡Viva la gimnasia con el cochecito!

( 0 votos) load

Sencilla, pero brillante idea: organizar clases de ejercicios para mujeres que hayan dado a luz, para asistir con los niños y con el cochecito. ¡Todo lo que debes saber!

La idea de MamaFit se les ocurrió a dos amigas profesoras italianas de fitness, Mónica Taranto y Elaine Barbosa, a las que se les "encendió la bombilla" tras experimentar en primera persona la maternidad. Un año y medio después, la "fiebre de la gimnasia con el cochecito" se ha extendido por todas partes: si vas a cualquier parque de tu ciudad, podrás encontrar un grupo de madres con niños, a la que podrás unirte dentro de unos meses.

¿Gimnasia con el bebé? ¡Sí!

Amigas desde hacía tiempo, Mónica y Elaine, sólo se dieron cuenta de cómo la llegada de los niños podía cambiar su vida después de tenerlos. Especialmente durante el primer período y si se decide amamantar, ya no tienes tiempo para hacer lo que normalmente hacías, imagínate si lo tendrás para hacer gimnasia. En 2010, decidieron crear un curso de gimnasia dedicado exclusivamente a las madres con hijos y con cochecitos, al que llamaron MammaFit. Al comprobar que para los niños y los cochecitos el gimnasio clásico no era lo ideal por razones de espacio e higiene, decidieron ir al Parque Sempione de Milán, al que le sobra espacio y que, en verano, es realmente acogedor.

Ejercicios específicos para las madres

A pesar de ser instructoras de fitness, con la maternidad, Mónica y Elaine descubrieron que las nuevas madres tienen necesidades específicas, a las que nunca se hace frente en una clase de gimnasia práctica: ¿en qué curso, por ejemplo, se hacen ejercicios contra la laxitud del suelo pélvico? Éste es el primer músculo que una madre debería reforzar, además de que también son útiles los ejercicios de tonificación de abdominales y de espalda, que durante el embarazo ha soportado el creciente peso del bebé y que, entre la lactancia materna y el cuidado del pequeño, a menudo, ha adoptado posturas incorrectas.

Bueno para el cuerpo y para la mente

MammaFit cumple todas las exigencias de la nueva madre. El curso tiene dos "almas": una deportiva, que se centra en la recuperación de la forma tras los cambios físicos del embarazo; y la otra "solidaria", de igual importancia, con énfasis en la sociabilidad y en la creación de grupos de mujeres que pasan por la misma experiencia. Durante el curso, se forma una pequeña comunidad de madres que se conocen, hablan de sus problemas e, incluso fuera del curso, pueden llamar a las demás, conocerse y llegar a ser amigas.

Hay muchos cursos preparto que "miman" a la madre embarazada, pero que, una vez ha nacido el bebé, la madre se queda sola, justo en el momento en que más necesita ayuda, comprensión y compañerismo. Entre un ejercicio y el otro, a menudo, se oyen frases como: "¿Tu hijo durmió anoche?", "¿Cuántas veces le das el pecho?". Y, si el niño llora en medio de la clase, no pasa nada, porque a todas les puede pasar.

Volver a ponerse en forma

La clase dura una hora y sigue la pauta de una clase de fitness clásica: unos 10 minutos de calentamiento, 40 minutos de ejercicios de tonificación, y 5-10 de estiramientos y relajación. El complemento indispensable es el cochecito, que se intenta utilizar en todos los ejercicios para que el bebé se sienta acunado y de alguna forma implicado. El cochecito es un gran apoyo para realizar ejercicios para las piernas y las nalgas. Para la parte superior del cuerpo, en cambio, se emplea un tubo elástico con asas, compacto y fácil de llevar, que dan en el momento de la inscripción junto con la camiseta y la colchoneta para los ejercicios de suelo. Las otras "herramientas" se toman prestadas del entorno: un banco es ideal para tríceps y pectorales, y unos peldaños son suficientes para los ejercicios de las extremidades inferiores. La parte final de la clase, sin embargo, tiene lugar en el suelo, en la estera.

La clase proporciona tonificación para todos los músculos, ya que en la mayoría de casos las que participan hace mucho que no se entrenan. Especial atención, como se ha mencionado, se reserva para los músculos del suelo pélvico, espalda y abdominales, que son los músculos que más han sufrido con el embarazo. Hay mujeres que sólo durante el curso descubrieron su importancia, no sólo para prevenir o resolver efectivamente la incontinencia urinaria de esfuerzo, que afecta a muchas mujeres durante las semanas posparto, sino también para la rápida recuperación de la elasticidad de un área estratégica para una actividad sexual satisfactoria.

Mientras tanto, los niños…

¿Qué hacen los niños mientras las madres practican la gimnasia? Dependiendo de la edad, el temperamento personal y la situación, hay los que se quedan tranquilos en el cochecito viendo a su madre, otros se quedan dormidos, mecidos por el vaivén del cochecito, y otros lloran exigiendo más atención. Las situaciones se resuelven en el momento sin ansiedad ni estrés: si la madre quiere, es libre de coger a su hijo en brazos un rato, de amamantarlo o de ponerlo junto a la esterilla: el niño es el eje alrededor del cual todo gira y cada una debe tener la libertad de seguir sus instintos, y tener cierta comprensión con las demás.

¿Y en invierno? ¡Todas con el portabebés!

Cuando el clima ya no lo permite, debe realizarse necesariamente en un ambiente interior, que puede ser el gimnasio, si hay suficiente espacio, o cualquier otro entorno que proporcione la comodidad necesaria. Al no poder llevar el cochecito a la sala por razones de higiene, hay que cargar al niño en un portabebés o marsupio. No hace falta decir que la clase es completamente diferente a las del cochecito: el ritmo es más lento, porque se trabaja más la intensidad y no la velocidad del ejercicio, y las clases duran un poco menos, unos 45 minutos. Si la madre lo desea, en lugar de llevar a su bebé en el marsupio, podrá dejarlo en un rincón con cojines o juegos de gimnasio, específicamente preparados para esta actividad.

Para asistir u organizar un curso de MamaFit

Las nuevas mamás pueden participar en la clase de gimnasia a partir de las seis semanas tras el nacimiento del bebé, hasta que tenga 18-24 meses o hasta que la madre quiera participar y el niño quiera quedarse en el cochecito o en el portabebés. En su página web  http://www.mammafit.es/ encontrarás las ciudades donde hay cursos con las direcciones de los lugares (parques o gimnasios) donde se llevan a cabo y las referencias de los instructores de las clases.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

¡Viva la gimnasia con el cochecito! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)