Mi bebé y yo

Lavanda: bienestar y relajación

( 10 votos) load

La lavanda tiene muchísimas propiedades: refresca, relaja, perfuma, tranquiliza e incluso decora. Descubre todos sus beneficios para ti y para tu casa.

La lavanda, tanto en forma de aceite esencial como la flor fresca, es una de las plantas más agradablemente aromáticas que existen. Prueba de ello es que su perfume es la base de muchísimas colonias y perfumes, los más refrescantes y ligeros, como las colonias infantiles.

Pero, además, su refrescante perfume también sirve para equilibrar, energizar o relajar, tanto a las personas como los ambientes. La esencia de la lavanda es de las más agradables y relajantes que existen.

Algunos estudios ponen de manifiesto que la esencia de lavanda puede reequilibrar o reducir la actividad del sistema nervioso, de manera que favorece la relajación y la armonía del cuerpo y la mente.

El aceite de lavanda es perfecto para realizar masajes, pero también se puede usar en forma de sales de baño o incluso realizando una infusión con flores secas de la planta en dos tazas de agua caliente. Después de dejar reposar la infusión, se puede verter en el agua de la bañera. Un baño caliente aromatizado con lavanda acaba con las tensiones y genera un estado de bienestar capaz de mejorar el resto del día.

Los difusores de esencias, las velas perfumadas y el color de la flor de lavanda también contribuyen a crear un ambiente relajante y refrescante en tu hogar.

Pon en práctica estos consejos y disfruta de la relajación de esta valiosa planta. Y, si tienes algún truquito o consejo relacionado con la lavanda, deja tu comentario al final del artículo.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Propiedades de la lavanda Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)