Mi bebé y yo

Aprende a maquillarte

( 7 votos) load

¿Sabes cómo sacar el mejor partido a tu cara? ¿Sabes cómo maquillarte? Nuestras amigas de bellezaactiva nos dan algunos consejos sobre cómo preparar nuestro rostro desde la base hasta los últimos toques. ¡Toma nota!

Cada mes, nuestras amigas de bellezaactiva nos ofrecerán algunos consejos de maquillaje, desde la base de maquillaje, hasta la máscara de pestañas. Esta semana nos hablan de la base de maquillaje y los correctores. ¡Toma nota!
Lo primero a tener en cuenta a la hora de conseguir una buena base de maquillaje es la preparación de la piel. Los tres pasos a seguir para preparar la piel del rostro son: limpieza, tonificación e hidratación. Después de estos tres pasos, el maquillaje asentará mejor en la piel, será más luminoso y durará más tiempo.
Al hablar de correctores es importante tener en cuenta qué caracteriza a cada uno de ellos. Podríamos decir que se trata de conocer el lenguaje de los colores correctores así el blanco da un gran resplandor a la piel, como de porcelana, el rosa neutraliza las manchas marrones y da un toque de frescor, el verde neutraliza el rojo de la couperosis o granitos y el naranja neutraliza las manchas azuladas: ojeras, etc.

La técnica del claroscuro
Otra técnica imprescindible para realizar correcciones es del claroscuro. Todos los colores claros resaltan la superficie sobre la que se aplican, y los oscuros la esconden o hunden. Así pues, para camuflar se usan colores oscuros y para realzar, los colores claros. Siguiendo esta norma, para disimular las bolsas, se aplicará un tono de base de maquillaje más oscuro sobre la hinchazón y alrededor un tono más claro.

En la corrección del óvalo nuevamente es fundamental la técnica del claroscuro. El óvalo perfecto es el ovalado, para conseguirlo ópticamente, deberás utilizar un maquillaje más oscuro para hundir o más claro para realzar, en diferentes puntos de la frente, el mentón o los pómulos, etc. dependiendo de si tienes el óvalo redondo, cuadrado, triangular o rectangular. Este tipo de correcciones las veremos en la entrada que dediquemos a la aplicación del colorete.

Las prebases de corrección
Ya conocemos parte de la teoría de las correcciones. Ahora vamos a ponernos manos a la obra y vamos a dar el primer paso en la corrección. Justo después de la hidratación se aplican las prebases, unos fluídos que potencian el maquillaje de fondo. Con ellos puedes crear efectos de luz en tu rostro. La Prebases se puede aplicar antes del maquillaje o junto con él, por el rostro y el cuello, alisando y difuminando los dos productos a la vez. No obstante, para conseguir un resultado más contrastado y profesional se aplican en puntos clave del rostro, como por ejemplo los pómulos, y a continuación se extiende el fondo de maquillaje. Para dar luz a algunos puntos también se puede utilizar sobre el fondo. Existen prebases de diferentes colores y siguen las normas que hemos descrito al principio de esta entrada: el blanco ilumina, el verde neutraliza rojeces, el rosa las manchas marrones…

Si quieres conocer algunos trucos para aplicar los correctores y descubrir cómo corregir las imperfecciones de tu rostro... nuestras amigas de belleza activa amplían esta información

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Aprende a maquillarte: desde la base hasta los últimos toques Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)