Mi bebé y yo

Remedios contra las varices

( 1 voto) load

Las venas varicosas afectan especialmente a las mujeres, y son más comunes de lo que se piensa. Pueden manifestarse en forma de cansancio y pesadez en las piernas, sensación de hormigueo e incluso dolor al final de la jornada laboral. 

Las venas varicosas, las protuberancias rojizas-violáceas que pueden aparecer en las piernas de las mujeres, además de resultar dolorosas, alteran negativamente la estética de los pies, las piernas y los muslos.

¿POR QUÉ APARECEN LAS VARICES?
- El factor hereditario es determinante en la aparición de varices. Las personas con antecedentes familiares de varices las padecen, o son más propensas a ellas. De ahí que se deban tomar medidas preventivas, pues la predisposición genética es irreversible. Esta causa representa del 80 al 90% de los casos.
- La segunda causa más común son los desórdenes hormonales que traen consigo las píldoras anticonceptivas, el consumo de hormonas y los embarazos. El pasar excesivo tiempo de pie empeora esta condición. 

ENEMIGOS DE LAS VARICES
- El abuso de tacones altos y prendas ajustadas, los malos hábitos alimenticios y el fumar son sus más temibles enemigos. Las varices son en gran medida producto del cansancio de las piernas, tras soportar el peso corporal por muchos años. Por lo tanto, el sobrepeso es uno de los principales enemigos a atacar, si se padece de este mal.
- Una dieta equilibrada hará doble función pues estimulará la circulación y ayudará a perder peso. Las grasas saturadas obstruyen las venas y retardan la pérdida de peso. Por el contrario, la fibra refuerza las paredes de las venas, las funciones digestivas y es coadyuvante en la reducción de grasa corporal.
- El ejercicio físico debe ir acorde con la alimentación. Es decir, pensados para la quema de la grasa indeseada (rutinas cardiovasculares) y la tonificación muscular (trabajo con peso). El ejercicio fortalece las extremidades y las hace menos propensas al cansancio. Si el trabajo comporta estar todo el día de pie o sentada, se  debe descansar al menos un par de minutos cada dos horas para movilizar las piernas y procurar posturas que estimulen la afluencia de sangre por las venas más pequeñas, que son, al final de cuentas, las más sensibles a las obstrucciones circulatorias.

REMEDIOS PARA ALIVIAR EL DOLOR
Aunque aún se desconoce algún método que prevenga en un 100% la aparición de las varices, se recomiendan las siguientes prácticas, que favorecen la circulación sanguínea de las extremidades inferiores del cuerpo:

Pequeños hidromasajes caseros con la ducha: alterna entre agua fría y tibia (no se recomienda usar agua caliente) y masajea tus piernas con la corriente de agua.
- Masajes con aceites o cremas en dirección ascendente para reafirmar la piel y estimular la circulación sanguínea. Los aceites más recomendados sonoliva, tomillo, lavanda y romero.
- Disponer las piernas en alto al final de la jornada. Notarás de inmediato cómo las venas hinchadas desaparecen y la tonalidad de la piel se torna más clara y uniforme. Intenta dormir con un cojín o almohada que te permita mantener las piernas más elevadas que la cabeza (puedes colocarla bajo el colchón).
- Prescindir de tacones altos en el día a día. Resérvalos para ocasiones especiales.
- Beber abundante agua y consumIR una dieta alta en fibras, potasio y antioxidantes. Ambos hábitos estimulan el flujo sanguíneo por todo el cuerpo.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Remedios contra las varices Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)