Mi bebé y yo

Claves para ser una supermamá

( 2 votos) load

¿Cómo ser una supermamá sin morir en el intento? Solamente tienes que lograr la conciliación entre trabajo y familia. Para lograrlo, sigue nuestros consejos.

​​El éxito profesional no debe apartarte de tus obligaciones como madre, y tus obligaciones como madre no deben alejarte del éxito profesional. La clave está en lograr un equilibrio, conciliando familia y trabajo. ¿Cómo conseguirlo? Te damos unos prácticos consejos.

  1. Aprende a priorizar. Es importante que siempre tengas claras tus prioridades. Tu trabajo puede ser importante, pero resulta básico que puedas conciliarlo a nivel familiar para poder pasar más tiempo con tus hijos, aunque por ello tengas que renunciar a algunas cosas.
  2. Organiza tu agenda. Si eres una mujer muy ocupada, organiza tu agenda del día, estableciendo prioridades en tus tareas. Lo ideal es fijar horarios a primera hora de la mañana para no ir a contracorriente todo el día.
  3. Aprovecha el tiempo durante los trayectos. Si vas a trabajar en transporte público, puedes aprovechar el tiempo para organizar tu jornada, leer emails o simplemente desconectar leyendo. 
  4. Haz balance de la organización doméstica. Un buen consejo para organizar las tareasdel hogar es tomarte unos minutos para sentarte con tu pareja y organizar la semana. 
  5. Comed juntos. Procura al menos que una comida al día se lleve a cabo con toda la familia junta. La cena podría ser ese momento diario en compañía.
  6. Pide consejo. No te creas que lo sabes todo y busca ayuda cuando la necesites. Si eres primeriza, acude a tu madre o a alguna amiga más experimentada y despeja tus dudas.
  7. Recuerda que el dí­a tiene 24 horas. Establece una hora a partir de la cual dejar de trabajar o hacer tareas domésticas. Simplemente relájate y disfruta de los niños y de tu pareja.
  8. Céntrate. Si intentas hacer demasiadas cosas en un mismo día, al final las harás todas mal. Trata de tomarte las cosas de manera más calmada y reparte las tareas de manera más eficiente.
  9. No te agobies por ser una madre perfecta. En ocasiones nos obsesionamos porque todo sea perfecto. Sin embargo, somos humanos y cometemos errores constantemente. Así que no te tortures si todo no sale a la perfección. 
  10. Aprende a delegar. No intentes cargar tú con todas las tareas y lo que supone el cuidado de los niños. Aprende a delegar en papá o déjate ayudar por los abuelos o algunos amigos.
  11. Disfruta de tu bebé. Ser madre es una de las mayores experiencias de la vida, sobre todo si eres primeriza. Esos primeros años de tu bebé son muy especiales; así que no te los pierdas y disfrútalos.
  12. Ante todo, buen humor. Una jornada de trabajo de ocho horas y los problemas cotidianos pueden generar estrés y hacer que nuestro humor esté más susceptible de lo normal. Nunca dejes que eso repercuta en la relación con tus hijos y saca la mejor de las sonrisas para ellos.  

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

12 pasos para ser una supermamá Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)