Mi bebé y yo

Cómo hacer una compra inteligente

( 2 votos) load

Ir al supermercado es un ritual cotidiano. Sin embargo, existen muchas formas de hacer la compra. Te damos algunos consejos para que le saques el máximo provecho y ahorres en vez de gastar más de la cuenta.  

Evita las horas punta. Te aconsejamos que evites ir al supermercado en los horarios en que suelen estar más llenos, que suelen ser los fines de semana por la mañana y las tardes después del horario laboral. Si puedes ir por la mañana entre semana o hacía el tarde seguramente encontrarás menos gente y evitarás colas.

 No vayas a comprar con hambre. Ir a hacer la compra con hambre seguramente provocará que compres más de la cuenta porque te dejarás guiar por el instinto primario de comer. Es más aconsejable ir al supermercado con el estómago lleno o sin tener hambre.

 Haz una lista de la compra. En un supermercado hay miles de alimentos para elegir. Hacer una lista de la compra te ahorrará tiempo una vez estés en el supermercado y así no olvidarás comprar ningún producto básico. Además, podrás planificar mejor lo que vas a cocinar a lo largo de la semana. También evitarás comprar impulsivamente.

Aprende a leer las etiquetas. Es importante que te fijes en las etiquetas de información nutricional que se encuentran impresas en los alimentos envasados y que se ubican cerca de los productos frescos. Las etiquetas informan sobre las cantidades de grasa, las calorías, las proteínas o los azúcares, entre otras cosas, que contienen los productos. Algunos de los términos con los que te puedes encontrar al ir de compras son:

Saludable: el alimento tiene bajo contenido de grasas y tiene cantidades limitadas de colesterol y sodio.

Libre de/sin: el alimento contiene sólo cantidades mínimas de grasa saturada, sodio, azúcar, colesterol o calorías por porción.

Buena fuente: una porción cubre del 10% al 19% de las necesidades totales diarias de un nutriente específico.

Bajo sodio: una porción tiene 140 miligramos de sodio o menos.

Colesterol bajo: una porción tiene 20 miligramos o menos de colesterol y 2 gramos o menos de grasa saturada.

Bajo contenido de grasa: una porción contiene 3 gramos o menos de grasa.

Reducido: una porción tiene un 25% menos de grasa, grasa saturada, sodio, azúcar, colesterol o calorías por porción que la versión normal del alimento.

Light: una porción tiene un 50% o un tercio menos de calorías que la versión normal del alimento.

Evita el desperdicio de la comida. Debes intentar comprar una cantidad de alimentos que alcance hasta la próxima compra (que no sean insuficientes ni demasiados). A menudo, al comprar más de la cuenta lo único que se consigue es que algunos alimentos se estropeen.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Cómo hacer una compra inteligente Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)