Mi bebé y yo

Primeras vacaciones del bebé: la alimentación

( 0 votos) load

Para asegurar a los niños unas óptimas vacaciones no hay que descuidar sus exigencias alimenticias, que se modifican sensiblemente según pasemos las vacaciones en la costa o en la montaña.

Si la familia elige un destino costero, aunque el niño esté muy acalorado, no hay que darle bebidas muy frías, sino preferir las que están a temperatura ambiente. Es muy importante mantener al niño hidratado.

Serán muy recomendables los productos de la zona, como el pescado. Sin embargo, hay que evitar darle crustáceos y moluscos, que tienen un escaso aporte nutritivo y que requieren mucho tiempo para ser digeridos.

En la montaña, sería ideal que el niño comiese arándanos, que tienen un efecto muy beneficioso sobre la circulación sanguínea, y mucho queso. No hay que fiarse y en la montaña también es importante prevenir los golpes de calor, por lo que la hidratación y la protección solar siguen siendo prioritarios.

En el extranjero, es necesario preparar la papilla con agua embotellada y evitar los alimentos crudos o poco cocidos.

 

 

Te puede interesar

Primeras vacaciones del bebé: la alimentación Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)