Síguenos
Mi bebé y yo

8 trucos para ahorrar en la compra

( 1 voto) load

La compra semanal o mensual es un ritual en la vida diaria de todas las familias. Veamos ocho sencillos y prácticos trucos para sacarle el mayor provecho y aprender a ahorrar.

La compra de alimentos para la familia es un ritual que hacemos más a menudo de lo que nos gustaría. Por esta razón, resulta importante aprender a comprar de forma inteligente. De este modo, se puede llegar a ahorrar muchísimo. De hecho, según los expertos en neuromarketing, los especialistas en predecir nuestra conducta cuando vamos a comprar, existen algunas pautas básicas para ahorrar en la compra: no tener hambre ni sueño y evitar ir con los niños.

Prueba a hacerlo y compara el cómo comprabas hasta ahora con el cómo compras siguiendo los trucos que te detallamos. Aparta el dinero que ahorras y verás la sorpresa que te llevas al cabo de un tiempo. Puedes reservarte este dinero para un fin de semana, para unas vacaciones o para darte un capricho. Veamos, por tanto, las ocho pautas que debes seguir para una compra inteligente y sin gastos extra



big Img
Foto 1 de

|

1. Hacer la lista de la compra
Es aconsejable que siempre que vayas a comprar hagas una lista de la compra, revisando todo lo que necesitas. Es una buena manera de evitar comprar cosas que realmente no te hacen falta y que acabas adquiriendo por miedo a que después las necesites o porque no recuerdas si tienes o no. 

|

2. Planificar las comidas
Antes de hacer la lista de la compra, planifica los platos que tienes pensado cocinar durante la siguiente semana. Así, evitarás comprar más de la cuenta y encontrarte con el problema de tener en la nevera productos que caducan y que te ves obligada a tirar. Si tienes muchos alimentos congelados, evita comprar nuevos hasta que hayas consumido los que ya tienes almacenados.

|

3. Tener presente la caducidad
Cuando vas a comprar, puedes adquirir alimentos para almacenar si caducan después de varios meses, como en el caso de los enlatados. Sin embargo, debes tener siempre presente la fecha de caducidad en los alimentos frescos, como los yogures, el queso o la leche. Evita comprar más de la cuenta porque te caducarán antes de lo previsto. Intenta hacer un buen cálculo de lo que consume tu familia.

|

4. Evitar la compra compulsiva
El mejor momento del día para ir a comprar es después de haber comido, con el estómago lleno. ¿Por qué? Para evitar la sensación de hambre que te impulsa hacia la compra compulsiva. Si vas a comprar estando hambrienta, acabarás comprando más de lo necesario y, posiblemente, optes por algunos alimentos innecesarios; delicias para el paladar pero con muchas calorías y poco saludables, como los dulces o las patatas fritas.

|

5. Planificar los gastos
Una buena manera de ahorrar es realizando un presupuesto semanal y obligándote a no excederte bajo ninguna circunstancia. Si, por lo que sea, el presupuesto se pasa de lo previsto, lo indicado es reducirlo del presupuesto de la semana siguiente. Puedes apartar el dinero que ahorras de esta forma y reservarlo para una escapada o para darte un capricho.

|

6. Tener una tarjeta cliente
Disponer de la tarjeta cliente de los comercios o los supermercados en los que realizas la compra es una buena manera de tener acceso a descuentos o promociones. Hacerse la tarjeta cliente no cuesta nada y, en cambio, te permite ahorrar en ciertos productos.
 

|

7. Apostar por las frutas y las verduras
Invierte en comprar fruta y verdura. Son los alimentos más saludables, más adaptados a las necesidades nutricionales y que cuestan menos. Otro truco para ahorrar de una "forma saludable" consiste en comprar directamente las plantas de hierbas aromáticas, en vez de en tarros. Es una manera de llenar de verde tu jardín y ahorrar en la forma de obtener los condimentos a tus platos. 

|

8. Traer siempre la bolsa de casa
No te olvides de traer las bolsas de la compra de casa, tanto las normales como las óptimas para los alimentos congelados. Así evitarás comprarlas cada vez de nuevo. Es una forma de ahorrar dinero y respetar el medio ambiente. Cuando regreses a casa, tras la compra, guarda el recibo y anota la fecha del día. De esta manera, tendrás un control en los gastos de alimentación de la familia. 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

8 trucos para ahorrar en la compra familiar Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)