Mi bebé y yo

Vacaciones con los abuelos: una decisión de cuatro

( 0 votos) load

Es muy importante que los tanto los padres como los abuelos estén de acuerdo en enviar al niño de vacaciones con los abuelos, habiendo considerado antes las ventajas e inconvenientes.

Pasar un tiempo con los abuelos, es una experiencia muy estimulante y recomendable para el niño. Se trata de una excelente oportunidad para que aprenda a adaptarse a nuevos ambientes y vivir nuevas emociones.

Sin embargo, el tiempo que pase el niño con los abuelos no puede ser una imposición, ni por parte de los padres, ni por parte de los abuelos.

Al planear la estancia, es mejor que padres y abuelos se sinceren y manifiesten todas sus dudas y temores. De esta forma, se podrá encontrar la mejor solución, sin necesidad de crear inútiles conflictos familiares.

Una vez que se ha decidido dejar marchar al pequeño, no conviene cambiar de opinión. De lo contrario, estaríamos transmitiendo a los abuelos un sentimiento de desconfianza, al mismo tiempo que desilusionaríamos al pequeño.

Por otra parte, es preferible que, antes de la partida, el niño se vaya acostumbrando a la separación de los padres.

Para ello, es conveniente dejarle al cuidado de los abuelos previamente y permitirle dormir algunas veces en su casa, especialmente durante los fines de semana antes de dejarlo en vacaciones.

Esto no sólo es bueno para el niño, sino también para los abuelos, que podrán conocer mejor las necesidades y exigencias de su nieto.

 

 

Te puede interesar

Vacaciones con los abuelos: una decisión de cuatro Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)