Mi bebé y yo

Hijos y trabajo: 8 trucos útiles

( 36 votos) load

Conciliar tu vida laboral y familiar no es fácil. Para acercarte lo máximo y conseguir tiempo para ti, para tus hijos y para tu empleo es imprescindible la organización, determinación y una lista de prioridades. Te ofrecemos 8 trucos infalibles.

1. No pienses que, de repente, todo funcionará a la perfección. Es difícil habituarse a los nuevos ritmos. Lo importante es actuar con calma y determinación.

2. Para ir al trabajo lo más tranquila posible debes confiar ciegamente en la persona que cuida de tu hijo: abuelos, canguro o la guardería.

Ten en cuenta que el niño conseguirá adaptarse a una nueva persona únicamente si tú la aceptas por completo.

3. Los abuelos, el canguro o la maestra de la guardería… sea quien sea la persona escogida, es preciso establecer un diálogo constante y constructivo, con un continuo intercambio de ideas.

4. Durante el transcurso de la jornada, encuentra media hora para dedicarte tiempo exclusivamente a ti misma.

5. Es indudable que la calidad del tiempo que transcurres con tu hijo es mucho más importante que la cantidad.

Lo mejor es ir a trabajar, ser gratificada profesionalmente y después, por la noche, estar dispuesta a dedicarte a tu hijo, en lugar de pasarte todo el día en casa distraída e insatisfecha.

Si el tiempo dedicado a los niños es de calidad, la intimidad que se construye hará que el niño comprenda que mamá y papá siempre están listos para protegerlo y apoyarlo.

6. Las tareas domésticas no son exclusivas de la mamá. Si trabajas fuera de casa, sería bueno tener la ayuda de otra persona (unas horas al día o a la semana) y, sobre todo, compartir la faena con la pareja.

No es preciso establecer un reparto estricto de las tareas, si bien al principio puede facilitar las cosas.

7. La programación, como siempre, ayuda. Organiza mediante pizarras, notas y anotaciones en el calendario incluso el más mínimo detalle, decidiendo con antelación qué hará cada uno.

8. Evita el sentimiento de culpa. No te sientas poco válida únicamente porque el trabajo te aleja algunas horas de tu hijo. El objetivo no es convertirte en una "supermamá".

Si te es posible, al principio puedes considerar la idea de trabajar media jornada. Es bueno conocer y aprovechar las ventajas y derechos de las mamás trabajadoras, como la reducción de jornada.

Te puede interesar

Hijos y trabajo: 8 trucos útiles para una buena conciliación Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Invitado - invitado
hola, soy una madre soltera de tres hijos, dos de ellos aún menores de edad y por no tener quien me los cuide se me complican las cosas en el trabajo y necesito saber si tengo la posibilidad de pedir trabajar desde casa ya que dispongo de ordenador e internet. Mi madre cayo enferma y ahora no tengo ayuda de ningun tipo con mis hijos y el padre se desentiende. ¿ Que puedo hacer ? no quiero perder el trabajo porque el sueldo me viene muy bien. Por las mañanas mientras estan en el colegio no tengo problema, el problema es por las tardes, pero no quiero que me reduzcan sueldo por media jornada ya que no llegaria a fin de mes. Les agradezco toda la ayuda que puedan brindarme, gracias. Maite.
Invitado - invitado
Hola, me gustaría que me orientaran un poquito. Estoy embarazada de 17 semanas, soy autónoma, concretamente, tengo una consulta de Psicología Infantil. He intentado informarme sobre mis derechos pero no los veo del todo claro. Por ejemplo, si necesitara pedirme la baja antes del parto para recibir la prestación tendría que quedarme al menos 6 semanas despues del parto, ¿esto es así?.Por favor, ayúdenme, igual estoy preocupada con la lactancia, ya que mi horario es de 16 a 21h. Mil gracias. Mª Salud.
Invitado - invitado
Pues si. Yo soy madre trabajadora fuera de casa. Al principio pensé que se ma caía el mundo encima pues me sentía bastante agobiada con los nenes, casa y el trabajo. Gracias a Dios me organice y ahora estoy relajada, y ese estado de tranquilidad hace que el tiempo que dedico a los nenes sea mucho mas fructífero y les transmito a ellos mi estado anímico, que por supuesto es relajado y mas agradable. Animo a todas las madres trabajadoras fuera de casa.