Mi bebé y yo

2012, ¿y ahora qué?...

( 9 votos) load

La periodista y maestra de reiki, María Cicuéndez, nos invita a reflexionar sobre qué nos espera en 2012. 







Despedimos el año 2011 y entramos en el anunciado 2012, un año que no llega “sin pena ni gloria”, sino rebosante de expectativas esotéricas, económicas, políticas y sociales. Cargado de esperanza y de toma de tierra y baño de realidad.

Ahora que se acaba de celebrar el sorteo de la lotería nacional, me viene a la cabeza la imagen de un gran bombo giratorio donde estuvieran incluidas todas las posibilidades cuánticas de un esperado sorteo en el que cada bola tuviera un mensaje para la humanidad: paz, guerra, abundancia, pobreza, salud, enfermedad, alegría, tristeza y un infinito abanico de probabilidades. ¿Cómo vamos a decidir continuar la historia del mundo? ¿En positivo o en negativo?...

Sería importante tomar conciencia de que todos y cada uno tenemos un papel protagonista en esta evolución de nuestro querido y maltratado planeta tierra. Tendemos a delegar la responsabilidad en los políticos y en los grandes empresarios, en definitiva en los “elegidos” para gobernar el mundo. Esta postura es la más cómoda y menos comprometida, pero todos tenemos la oportunidad de poner nuestro granito de arena en el renacer de una vida más armónica para todos, cada cual en su entorno más inmediato.

En estos días festivos las diferencias sociales se hacen aún más patentes en los rincones del mundo. La Navidad es un reclamo para el consumo, a cualquier nivel económico. Se ofrecen productos abarcando un amplio margen de precios para que “no se escape” ni un consumidor, ¡poco importa su credo!, el nacimiento de Cristo no se suele recordar en la tiendas, donde un gordo Papá Noel parece no poder saciar la insatisfacción del hombre.

¿Dónde acude el ser humano para llenar su corazón? Hay tantos destinos como personas. De nuevo topamos con  nuestra dualidad. Hay tendencias constructivas y saludables como mirar hacia dentro, aprendiendo a  autoabastecernos de armonía natural y otras autodestructivas que nos hacen perdernos en el espejismo de nuestras adicciones.

Es curioso reconocer que la sociedad acepta e incluso potencia hábitos como “correctos y aceptados” a pesar de que fomenten el escapismo y el aislamiento, como por ejemplo vivir conectados al ciberespacio en lugar de relacionarse con las personas.

¿De qué manera induce la crisis a desarrollar adicciones aceptadas socialmente o condenadas?... ¿Nos tomamos el tiempo para reconocerlas y reconducirlas o ya nos han fagocitado?

Como cada comienzo del año, no sabemos si por costumbre, verdadera intención o por la culpabilidad soterrada que genera el empacho navideño, se suele hacer una lista de propósitos para mejorar en el año nuevo. El enfoque de dichos objetivos engloba desde lo puramente físico, pasando por el cirujano o el gimnasio, a los fines  más elevados. Ante un año tan proclamado como 2012, ¿Qué proyectos y deseos escribiremos en esta ocasión?...

Según las diferentes explicaciones de los augurios mayas,  provenientes de distintos canalizadores queda la duda de si habrá un cambio planetario lo queramos o no, o si el hombre tendrá la clave de este salto evolutivo. De nuevo aquí el bombo giratorio de posibilidades cuánticas gira y gira sin parar dejándonos con la intriga. ¿Nos viven o tomamos las riendas y responsabilidad de nuestra vida?

2012, ¿Y ahora qué?...  ¡Parece ser que habrá que esperar para descubrirlo! La actitud, disposición e intención con la que lo hagamos es opcional para cada ser. Como cantaba John Lennon, “Todo lo que pedimos es darle una oportunidad a la Paz” (All we are saying is give peace a chance).
 

María Cicuendez

MARIA CICUENDEZ LUNA es Periodista, Maestra de Reiki (Usui Shiki Ryoho), Terapeuta de Sonido, Cristaloterapia y Esencias Florales (clases y terapias).
Más información:

www.mariacicuendezluna.com
mariacicuendez.webs.com




Te puede interesar

Nuevo año ¿y ahora qué?... Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)