Mi bebé y yo

Las trampas de la dependencia familiar

( 28 votos) load

Según María Cicuendez Luna, periodista y maestra de Reiki, rendirse a la comodidad de un plan de vida premeditado por otros es evitable abriendo nuestras propias alas e iniciando el vuelo.

Los animales enseñan a sus crías a sobrevivir hasta valerse por sí mismas. En el momento que esto ocurre, se separan sabiamente para continuar cada cual con sus procesos vitales. En la raza humana, el apego a la familia y las dificultades económicas entorpecen, habitualmente, el ciclo natural hacia la madurez, el desapego y la independencia emocional y económica.

En las relaciones familiares es conveniente encontrar el termostato que regule el término medio “del calor del hogar”, para que ni queme, ni sea demasiado frío, sino cálido para que las familias puedan tener relaciones sanas, no dependientes, en las que todos los componentes de las mismas se vean fortalecidos para seguir sus propios caminos en la vida.

Las culturas nórdicas y norteamericanas se caracterizan por impulsar la independencia económica de los hijos dentro del sistema familiar, mientras que en la cultura mediterránea es común “empollar a las crías”, incluso mucho después de haber salido del cascarón, tendiendo a veces a crear vínculos afectivos y económicos de dependencia absolutamente enfermizos.

Algunas personas nacen en unas circunstancias adversas y solitarias, sin una familia que les resguarde o que les dirija, o incluso manipule, en caso extremos. Como crías que ya han sido amamantadas, tienen que salir a la vida y luchar por encontrar su hueco en ella. No tendrán unas figuras familiares en las que encontrar cobijo, ni con las que enfrentarse por definir su propia personalidad. Mientras que otras personas nacen en el seno de una familia, en algunas ocasiones hasta numerosa, sobre todo cuando el índice de natalidad era mucho más elevado que en la actualidad. Juntas tendrán que afrontar el reto de crecer en la convivencia y el respeto de la libertad de elección de cada miembro de la misma.

Si además, hay un negocio familiar de por medio, eso conlleva, muchas veces, el lastre de continuar con la empresa durante generaciones. Con la intención de proveer a los hijos “un futuro para el mañana”, se perpetúan proyectosque ilusionaron a sus fundadores, pero que en el devenir de los años, cayeron como una losa en las alas necesitadas de rutas de vuelo propias de sus herederos.

Conlleva una gran dosis de sabiduría y de valentía decidir ser independiente, tanto económica como emocionalmente, cuando un individuo se encuentra ante un plan de vida ya premeditado por sus ancestros como un plato irresistible que sólo un loco podría rechazar. A veces, hace falta entrar en ese estado de “locura por ser uno mismo” para atreverse a mirar de frente a las trampas del destino, a lo aparentemente cómodo o fácil, a lo engañosamente “prometedor”, para reconocer que es sólo un decorado en el teatro de la vida y que, si queremos, podemos cambiarlo para que se parezca más a lo que nosotros anhelamos, soñamos y podríamos alcanzar si al menos lo intentáramos. Como toda decisión, elegir nuestro propio camino en libertad conllevará riesgo y satisfacción personal. El éxito o el fracaso son en realidad quimeras de la mente al mirarnos en los espejos de aceptación de otros y medirnos por el baremo de personas a las que sólo respeta nuestro ego, nuestra propia vanidad. La humildad sería la puerta que abriera la llave del verdadero éxito, el de seguir la aventura de la vida con esa sola intención, la de vivir, sin necesidad de logros, ni de medallas, sino con la satisfacción de vivir en libertad y, por tanto, en plenitud.


Maria cicuendezMARIA CICUENDEZ LUNA es Periodista, Maestra de Reiki (Usui Shiki Ryoho), Terapeuta de Sonido, Cristaloterapia y Esencias Florales (clases y terapias).
Más información:
mariacicuendez.webs.com
mariacicuendezluna.blogspot.com




INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Dependencia familiar: la importancia de emprender el vuelo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)