Mi bebé y yo

Desapego

( 33 votos) load

Un maestro zen explicaba en una ocasión que una de las tareas más difíciles para el hombre era dejar atrás su pasado y afrontar el reto de su vida como una hoja en blanco a la que llenar de posibilidades, sin apegos ni expectativas.

Probablemente, para el ser humano sea muchas veces complicado permitirse soltar todos aquellos pesares caducos que ya no tienen espacio en su vida, pero a los que uno elige seguirse aferrando porque uno cree que esas cargas configuran su existencia, habitualmente de modo inconsciente,  y que sin ellas habría un gran vacío que quizás no sabría como llenar. No obstante, ¿Sería posible renacer de nuestras propias cenizas como el ave fénix?
 

El silencio y la auto-escucha son las claves para reciclar el pasado y transformarlo en aprendizaje vital. Detrás de las cargas emocionales que cada uno soporta, de las obligaciones diarias y del calendario que nos marca la sociedad con sus fiestas y celebraciones, quedan espacios abiertos para llenar de lo que cada persona desee. En culturas ancestrales el hombre siempre encontraba huecos en su vida para conectarse consigo mismo. Momentos en los que disfrutar de los mensajes de su alma más allá del tiempo y del espacio.
 

Ahora que en la civilización contemporánea el hombre apenas puede acceder al gran lujo del tiempo para estar consigo mismo, ahora que la televisión e Internet ocupan muchos de los ratos que aún nos quedaban para nosotros, ahora es todavía más urgente “desconectarse” para conectarse con nuestra propia voz.
 

Si llamáramos por teléfono a nuestra esencia más profunda que algunos denominan “alma”, ¿Qué nos contaría? ¿Sería muy diferente de la idea que nosotros tenemos de nosotros mismos? ¿Existe realmente? ¿Es “ella” real y nosotros una ilusión como refleja el conocido libro de filosofía “El Mundo de Sofía”?
 

En estos momentos de crisis, en los que están sucediendo acontecimientos apocalípticos propios de una película de ciencia ficción, no sólo están despertando volcanes dormidos, sino conciencias adormecidas que esperan que “un príncipe iluminado” les bese e insufle su amor para poder así, acceder a una sabiduría interior que les ayude a entender los acontecimientos que están agitando su concepción de la vida.
 

Hasta hace relativamente poco tiempo, parecía que en mayor o en menor medida la sociedad tenía unos valores establecidos que casi todos seguíamos para obtener un aparente “orden” público, pero no se sabe cómo, el miedo generado por la crisis ha agitado las aguas que susurraban que “España y el mundo iban bien”… para entrar en un estado de confusión ante el presente y el futuro, algo que desestabiliza a la mayoría de las personas.
 

¿Dónde encontrar respuestas creíbles? ¿Cómo desapegarse de las creencias que configuraban nuestra percepción del pasado? ¿Cómo conjugar la rutina diaria con nuestras inquietudes e ilusiones? Mirando hacia dentro y reconociendo nuestra propia voz.


Maria cicuendezMARIA CICUENDEZ LUNA es Periodista, Maestra de Reiki (Usui Shiki Ryoho), Terapeuta de Sonido, Cristaloterapia y Esencias Florales (clases y terapias).
Más información:
mariacicuendez.webs.com
mariacicuendezluna.blogspot.com


 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Desapego: deshacerse de lo que no sirve Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)