Mi bebé y yo

¿Eres como tu madre? ¡Descubre si te acabarás pareciendo!

( 1 voto) load

Aunque a veces nos cueste reconocerlo, los años, la genética y la costumbre nos van aproximando a la figura que más cerca y más lejos tenemos: nuestra madre. ¡También es así en cuanto a consejos de belleza se refiere!

 Parece ser que la típica frase “¡cómo te pareces a tu madre!” es más que un dicho: es algo muy real. Al menos, así se desprende del estudio realizado por Olay ‘’La belleza de las palabras de una madre”, en el que se habla de la complicidad y la unión de madres e hijas en distintas regiones del planeta y en el que se dice que 6 de cada 10 mujeres admitieron abiertamente que sienten cómo, poco a poco, se están convirtiendo en sus progenitoras.

Cuándo empezamos a parecernos

¿A qué edad empezamos a parecernos?  Casi la mitad de las mujeres preguntadas (45%)  sienten que han estado más desconectadas de sus madres en la adolescencia. La edad de reconexión suele ser alrededor de los 27 años. Recoge el estudio que es a partir de los 31 años, cuando nos oímos decir a nosotras mismas lo que hemos oído decir a nuestras madres. Y a partir de aquí se produce el fenómeno: un alto porcentaje 76% deciden que transmitirán a sus hijos lo que han aprendido de sus madres.

Consejos de belleza

La principal conclusión del estudio de Olay es cómo las madres usan su experiencia de vida y de belleza para ayudar a sus hijas a no conformarse y a brillar con luz propia en todos los aspectos de su vida. Una madre sabe qué palabras de ánimo debe usar para levantar el ánimo de una hija y lo hace a través de distintos tipos de consejos incluso de mentiras piadosas para levantar el ánimo de una hija. Pero ¿por qué las madres cuentan mentiras piadosas? 4 de cada 10 mujeres creen que estas ‘verdades a medias’ se utilizan para no herir los sentimientos de sus hijas, mientras que un 38% afirman recurrir a ellas para hacer que se sientan mejor. Un 29% cree que de esta forma ayudan a aumentar su confianza.

El valor de la comunicación personal

“Las madres siguen siendo una fuente imprescindible de sabiduría a la hora de recibir consejo y apoyo a través de sus reconfortantes palabras, permitiendo que una hija tenga la confianza en ella misma para sentirse lo mejor posible, conseguir sus sueños y no conformarse” recoge el estudio. Las consultas son múltiples y van desde pedir consejo a la hora de tener un bebé o para un cambio de trabajo.

En un mundo de velocidad, mensajes de texto y tweets, es revelador saber cómo, en España, el 74% de las hijas reconocen que todavía reciben los consejos de sus madres en persona y solo el 11% lo recibe por teléfono.

Lo que nos gusta oír y transmitir

Los mensajes más frecuentes de generación tras generación son:

  • Sé tu misma
  • Sigue siempre tus sueños
  • Confía en ti
  • No tengas miedos
  • Haz lo que te haga feliz 

Confía en tu máxima belleza

Las madres son muy importantes a la hora de definir la belleza de las hijas. Dos tercios de las mujeres en el mundo (66%) consideran a sus madres como una fuente de sabiduría en este aspecto y una de cada cinco (21%)  reconoce que siempre acuden a ellas en busca de consejos de belleza. En el lado opuesto, un 34% dice que nunca ha acudido a su madre en busca de un consejo y que prefiere acudir a otras fuentes, como a sus amigas.

Los consejos más repetidos por las madres alrededor del mundo en torno a la belleza:

  • Duerme lo suficiente! (46%)
  • No te vayas a la cama sin desmaquillarte! (43%)
  • Confía en tu belleza! (39%)

Una vez leídas estas conclusiones..., ¿cuál es la tuya? ¿Te pareces cada vez más,  tú también, a tu madre? ¡Déjanos tus comentarios más abajo!

Rosa Girona, periodista especializada en belleza

Artículo de Rosa Girona, experta en belleza. Directora de www.bellezasolidaria.net
Google +  

Te puede interesar

¿Te acabarás pareciendo a tu madre? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)