Mi bebé y yo

¡Respeta tu cuerpo, mujer!

( 23 votos) load

María Cicuéndez, periodista y maestra de Reiki, nos explica que las adolescentes necesitan, cariño, educación y grandes dosis de confianza para convertirse en las mujeres de las próximas generaciones.

​Mi ginecóloga me contaba alarmada cómo el índice de mujeres que tienen problemas ginecológicos está aumentando considerablemente, a nivel mundial. Debido a la mala alimentación, al ritmo de vida, a la carencia de creatividad en una vida mecanizada y rutinaria y a la falta de respeto al cuerpo. Metiéndonos "hormonas en vena", innecesaria e inconsecuentemente, con píldoras del día después tomadas reiterativamente, o con píldoras anti-conceptivas ingeridas, en demasiadas ocasiones, sin un control médico riguroso, y por tanto de una manera irresponsable.

Las mujeres y madres de generaciones futuras son ahora adolescentes a las que educar en el respeto a sí mismas, a su cuerpo como algo sagrado y en la responsabilidad de sus vidas. Una labor a llevar a cabo por la sociedad de una manera constructiva, dedicada y amorosa.

En el largometraje norteamericano, producido en 2007, El Novio de mi Madre (I Could Never be Your Woman), la actriz Michelle Pfeiffer encarna el papel de una madre divorcidada, guionista de una serie televisiva para adolescentes, de la edad de su hija a la que intenta inculcar valores que, irónicamente, se contradicen con la frivolidad  de los protagonistas de sus guiones, obsesionados por la juventud, la belleza y el éxito fácil.

Michelle Pfeiffer se enfrentaba al especial y complicado momento de compartir con su hija su primera menstruación, un acontecimiento sagrado, según tradiciones indígenas, que hoy en día ha dejado de tener un significado iniciático, tal y como refleja la adolescente que acaba de vivir el feliz acontecimiento, en la película, preguntándole a su madre cuándo podrá tener relaciones sexuales para conquistar al chico que le gusta de la clase, algo que despierta todo tipo de temores en su madre.

¿Dónde queda la magia de vivir el rito de iniciación que supone concebir? Por si los medios no se encargaran de contribuir a frivolizar este momento, el inconsciente colectivo de las mujeres ha difundido la mala prensa y rechazo de la menstruación, como una especie de maldición, momento doloroso, lamentable y periódico en la vida de todas las mujeres de la tierra.

El libro de Miranda Gray, La Luna Roja, explica la importancia de que las mujeres nos reconciliemos con nuestros ciclos vitales para recuperar la armonía y la salud en nuestras vidas. Según comenta la autora, es precisamente ese rechazo a la feminidad lo que provoca el dolor durante los ciclos, mientras que respetarlos y ser consciente de ellos tendría consecuencias muy saludables.

A perder el respeto al cuerpo, despreciándolo o entregando su poder a la tecnología o medicina contemporánea, las mujeres de esta generación olvidamos el concepto y valor sagrado del mismo, perdiendo sintonía con la purificación que representa el proceso de los ciclos femeninos.

"Durante la pubertad, los ritos de iniciación indígenas conectaban a las adolescentes con el espíritu de lo femenino y le abrían las puertas de sus habilidades intuitivas y de su propia y única sabiduría respecto a cómo ser mujer adulta, madres, proporcionando confianza en las jóvenes sobre su habilidad personal para contribuir a la comunidad", según el libro de La Voz de las 13 abuelas: Ancianas Indígenas Aconsejan al Mundo, de Carol Schaefer (Editorial Luciérnaga)*.

La citada película, El Novio de mi Madre,reflejaba perfectamente la contradicción de los mensajes que se están mandand, a nivel global, a los adolescentes, futuros adultos y herederos de la tierra. La occidentalización del planeta está causando estragos en rincones del mundo, donde adolescentes sufren por no tener el cuerpo adecuado, o no llevar las marcas aceptadas, olvidándose de su valía personal por el simple hecho de ser humanos.

Por su parte, 13 ancianas indígenas de diferentes países coinciden en denunciar internacionalmente, mediante libros, entrevistas, conferencias y páginas web, cómo se están envenenando las mentes y los cuerpos de los adolescentes de todo el mundo, induciéndoles a consumir y a ser "más ricos que el vecino", en lugar de educarles en valores humanos más constructivos, saludables y solidarios.

Las 13 abuelas se dirigen a las adolescentes del mundo, mujeres y madres de la sociedad futura. Les dedican mensajes de cariño y comprensión para que recuerden su naturaleza femenina esencial, esa voz personal que sienten latir dentro de ellas, aunque sea de una manera confusa en este momento de transición en sus vidas. Las abuelas quieren compartir su sabiduría ancestral respecto a lo que significa ser mujer para que las adolescentes tengan como ejemplo roles de mujeres que les sirvan de precedente para afrontar la vida con entereza, sensatez y alegría de vivir.

No obstante, son sus madres, hermanas, primas, tías, vecinas, educadoras y ancestras las invitadas a compartir con las adolescentes su momento iniciático, como algo bello, único hermoso y especial. De tal manera que estén orgullosas de ser quienes son, mujeres preciosas en sí mismas, cualquiera que sea su físico, raza y condición social.

* El Consejo Internacional de las 13 Abuelas Indígenas estuvo en España en 2008, traído por la Arboleda de Gaia (en Barcelona).
Para más información: www.consejo13abuelas.blogspot.com; www.grandmotherscouncil.com; www.sacredstudies.org; www.forthenext7generations.com

María Cicuendez LunaMARIA CICUENDEZ LUNA es Periodista, Maestra de Reiki (Usui Shiki Ryoho), Terapeuta de Sonido, Cristaloterapia y Esencias Florales (clases y terapias).
Más información:
mariacicuendez.webs.com
mariacicuendezluna.blogspot.com  

Te puede interesar

Niñas y adolescentes: las mujeres del mañana Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)