Mi bebé y yo

¿Por qué te haces ‘selfies’?

( 1 voto) load

Sola, con amigas, con tu peque… Nos hacemos selfies casi en cualquier situación o lugar. Pero ¿por qué está tan de moda hacerse este tipo de autorretratos? ¿Qué nos dicen los selfies sobre nuestra personalidad? Un estudio lo explica.

Hacerse selfies se ha convertido en un fenómeno global en muy poco tiempo, que ha contagiado a muchas personas, públicas y no. Pero ¿qué significado tiene un selfie? ¿Qué se esconde detrás de este tipo de fotografías? Un estudio italiano ha analizado la conducta de 150 personas, un 35%, hombres y un 65%, mujeres, de una media de 32 años.

Podríamos decir que existen dos tipos de selfies. El primero está relacionado con el concepto de posesión, y sirve para comunicar a los amigos que tenemos algo que los demás no tienen, y que nos da valor, por ejemplo, un selfie con un personaje importante o bien en un lugar exclusivo. En cambio, el otro tipo está relacionado con una condición emocional, cómo nos sentimos en ese momento, si estamos felices, tristes, satisfechos… Las personas que comparten estos selfies suelen esperar un encuentro, un consuelo, un halago…

Las estadísticas dicen que el primer tipo es más propio de los hombres, mientras que el segundo está más relacionado con las mujeres que, dicho sea de paso, son las que se hacen más selfies.

¿De dónde viene la moda de los selfies?

Cuando aparece un fenómeno nuevo, nos vemos “inundados”, y es natural que sea así al principio. Si existe algún problema con esta tendencia, es, si acaso, el uso que se le da.
El selfie habla el lenguaje de las redes sociales, que cada vez sustituyen más las palabras con símbolos e imágenes. Esto cambia el registro de la comunicación, pero no debe considerarse ni mejor ni peor que otros, sólo diferente. Además, el selfie puede favorecer una forma de autoconocimiento. El autorretrato representa una forma de mirarnos a nosotros mismos de repente, como cuando pasamos por delante de un escaparate, lo que puede permitirnos conocernos mejor en cierto modo. Lo importante es no tomar el selfie por una verdad absoluta: una imagen disparada en un momento muy concreto nos dice cosas sobre nosotros mismos en un momento determinado. Pero somos muchas más cosas que eso.

En nuestra sociedad de la apariencia, la imagen tiene un gran valor, pero confiar a una foto nuestra presencia en el mundo nos puede llevar a una comunicación ficticia, a una ilusión de comunicación que puede llegar a sustituir a la relación real, la que revela cómo somos en nuestra globalidad y de la que forman parte el intercambio, las emociones y la comunicación con los demás.

En definitiva, sí a los selfies, pero con moderación. Sobre todo, debemos usarlos como un instrumento que podemos utilizar, pero que no debemos sufrir. Por supuesto, debemos tener especial cuidado con los niños. Es muy común que las mamás se hagan selfies con sus pequeños, porque los hijos representan una parte importante de su identidad. De este modo, es fácil compartir con las amigas situaciones que les afectan, como el cumpleaños o la fiesta de fin de curso. Sin embargo, el uso de las fotos con niños debería requerir un especial cuidado. Es una cuestión en la que todos los expertos coinciden. Debemos procurar no exponer la imagen de nuestros hijos en exceso. Los niños deben protegerse siempre.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

¿Sabes por qué te haces ‘selfies’? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)