Mi bebé y yo

Vivir el presente

( 35 votos) load

¿Alguna vez te ha ocurrido que al volver a un lugar que frecuentabas en el pasado pareciera que ya no estuviera vinculado contigo, que perteneciera a la vida de otra persona, no a ti?

En la actualidad, hay un conocido programa de televisión que ofrece la posibilidad de que personas famosas viajen a algún lugar entrañable en sus vidas, como el lugar de veraneo en la infancia, para reencontrarse con familiares y vivencias del pasado. A lo largo de dicha emisión se pueden observar y compartir las emociones que vive el protagonista al recordar situaciones y personas que ya forman parte de su historia personal.

Una actitud generalizada es vivir en el pasado o en el futuro, recordando o proyectando, en lugar de disfrutar del presente y de lo que éste nos ofrece. La nostalgia o la ansiedad nos hacen viajar en el tiempo sin centrarnos en la realidad presente, en esos instantes que se irán sin haber sido apreciados. Autores de la sabiduría de Eckhart Tolle desarrollan estas teorías en libros como “El Poder del Ahora”, donde el escritor  alemán enfatiza la importancia de ser conscientes del momento presente para aquietar la mente y estar más centrados, en lugar de perderse en divagaciones, que algunos denominan “basura mental”.

Es interesante observar que a lo largo de nuestras vidas, según vamos madurando, se van manifestando características de nuestra personalidad, facetas diferentes, escondidas en el subconsciente, que nos hacen identificarnos con la imagen de  muñecas rusas que contienen muñequitas más y más pequeñas dentro de una misma grande. Dichas muñequitas corresponderían metafóricamente a actitudes reconocibles mediante arquetipos, modelos universales de “la condición humana”, mostrados en la literatura para enseñarnos “dramas de la vida”, funcionales y disfuncionales, a través de las cuales aprender de los valores que subyacen en nuestras creencias y pautas de conducta.

La riqueza del interior de cada ser humano es tan diversa y magnánima que pretender conocerla en profundidad sería como intentar guardar el mar en una concha. Según los hindúes el macrocosmos de la Divinidad, fuerza creadora de Vida, reside en cada criatura dentro de un microcosmos personal. Por tanto, dentro de cada ser habita el infinito guardado en innumerables muñequitas rusas o clasificados en “cajones interiores” que salen del interior de cada individuo, tal y como solía pintar Dalí en su maravilloso surrealismo.

Einstein explicó en su teoría de la relatividad como el concepto que teníamos del tiempo no era real. En una interpretación libre de la misma, podría identificarse con mensajes tan actuales dirigidos a centrarse “en el ahora” como pista de despegue hacia uno mismo, en el presente.

Lo que fuimos ya es pasado, para bien o para mal, nos ayudó a ser lo que ahora somos y el futuro depende de lo que plantemos en el presente. Tomar conciencia de nuestras elucubraciones mentales y de nuestra voz interior es la clave para un presente pleno y auténtico.

María Cicuendez LunaMARIA CICUENDEZ LUNA es Periodista, Maestra de Reiki (Usui Shiki Ryoho), Terapeuta de Sonido, Cristaloterapia y Esencias Florales (clases y terapias).
Más información:
mariacicuendez.webs.com
mariacicuendezluna.blogspot.com

 

Te puede interesar

La importancia de vivir el presente Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)