Mi bebé y yo

Consejos para reavivar la pasión

( 1 voto) load

Después del nacimiento del bebé, la falta de tiempo para estar en pareja puede afectar vuestra relación. Sin embargo, es posible reavivar la pasión siguiendo estos consejos.

El cansancio, las nuevas responsabilidades, y la falta de tiempo para ti misma y para tu pareja tras el nacimiento del bebé pueden poner a prueba vuestra relación. Concretamente, durante los primeros seis meses, que es cuando más se agudizan las dificultades para encontrar tiempo para los dos, ya que la llegada del bebé hace necesario un tiempo para adecuarse a la nueva situación. Pasado este primer período, poco a poco, la situación se empieza a normalizar. Pero ¿cómo conseguir que resurja la pasión? Te damos algunos consejos.

  1. Comunícate con amabilidad. Cuando se tiene un niño pequeño, es difícil encontrar el momento adecuado para intercambiar palabras que no sean simples comunicaciones de "servicio". Sin embargo, basta muy poco para mantener un contacto profundo, incluso en medio del "caos" emocional que comporta la llegada de un bebé. Por ejemplo, prestando más atención a la forma en que pides las cosas: "¡Te tienes que ocupar de esto!", con un poco más de delicadeza, se puede convertir en un "Me gustaría que hicieses esto por mí". 
  2. Confía en él. A veces, la experiencia de la maternidad resulta tan satisfactoria y absorbente que llega a excluir a la pareja de forma progresiva. No obstante, debes procurar no caer en esta trampa: hay que intentar que el papá no se sienta cohibido, con el fin de evitar la tendencia a autoexcluirse de algunos hombres, al sentirse celosos del niño. ¿Cómo hay que actuar? Hay que tener confianza en la pareja, dejar que se ocupe del niño a su manera.   
  3. Toma la iniciativa. Puede que ya hayan pasado algunos meses desde el parto, pero todavía no has recuperado la forma. En este momento, para ti, la intimidad es una tarea pendiente, que cada vez resulta más difícil de afrontar. Toma tú la iniciativa. Es bueno mantener una cierta confianza física compuesta de pequeños gestos todos los días. Por ejemplo, te puedes sentar en el baño con él cuando se afeita, o procurar que él esté presente cuando te vistes. El hecho de vivir juntos estas acciones es, en cierto modo, como construir los preliminares sexuales. Así, se recupera la intimidad dentro de un contexto ligeramente erótico. En definitiva, al principio, lo que hace falta es crear un clima amistoso y sin "finalidad". Más adelante, la pasión resurgirá de nuevo.  
  4. Concédete una tregua. El descanso y la posibilidad de confiar al pequeño durante unas horas a una persona de confianza sirven para recuperar la dimensión de pareja. Al menos durante los fines de semana, con la complicidad de los abuelos y los tíos, es importante que la pareja encuentre algún pequeño espacio, aunque sean un par de horas, para ir al cine o, simplemente, para dar un paseo. 
  5. Programa el tiempo para vosotros. Piensa si es posible disponer de un poco de tiempo para vosotros dos. Mira la agenda semanal y organízate los horarios y las tareas. Resérvate un par de horas para ti y otras dos para compartir con tu pareja. Pero ¿la programación no destruye la espontaneidad? Planificar un espacio de pareja no es una amenaza para la naturalidad, sino que incluso prepara un tiempo mejor, porque sólo creando la ocasión de estar juntos se puede seguir disfrutando de la conversación, de los gestos y de la sexualidad.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Cómo reavivar la pasión tras el nacimiento de un hijo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)