Mi bebé y yo

Convivencia en pareja: el espacio personal

( 1 voto) load

La vida en pareja se puede complicar si uno de los dos ve amenazado su espacio personal. Este espacio está muy ligado al espacio físico del hogar. ¿Cómo disponer de tu propio espacio en casa?

Disponer de un espacio personal en casa es más importante de lo que parece, ya que permite que la vida en pareja sea más armónica. Ambos miembros de la pareja necesitan disponer de un espacio propio, un sitio de la casa en el que poder relajarse y disfrutar de sus pasatiempos. Disponer de este espacio físico, íntimamente ligado a las necesidades psicológicas individuales, mejora la calidad de vida en pareja. ¿Pero cómo conseguirlo sin entrar en conflicto con el otro? La clave está en una correcta organización, según como sea la casa. Te damos algunos consejos. 

• Si en casa hay una habitación de más, que no está relacionada con unas tareas determinadas, resulta ideal. En este caso, la habitación se puede dividir en dos, tal vez en una biblioteca, y que cada uno ocupe su propio espacio. Si uno de los dos tiene un afición determinada, puede emplearse la habitación para ello. Por ejemplo, si a ti te gusta la costura, puedes crear tu pequeño taller en la habitación en cuestión, mientras tu pareja lee en el salón.

• Si no hay una habitación extra en la casa, se puede utilizar una parte de otra habitación para crear un espacio personal. Por ejemplo, se puede emplear una parte del salón para crear un escritorio o una parte del dormitorio para dar cabida a una pequeña zona de lectura.

• Si la casa es demasiado pequeña para dar cabida a dos ángulos con dos mesas pequeñas, se puede dividir igualmente el espacio del salón: cada uno puede tener su propio sillón y su mesita con sus cosas. 

• Respetar el propio espacio. La regla básica con respecto al espacio personal es no invadir al otro sin motivo alguno. Por ejemplo, si tu pareja está escuchando música en el salón, deberías evitar ponerte a ordenar cosas cerca de él. 

• El mobiliario. La elección de los muebles en el hogar puede ser motivo de disputas si los gustos de ambos miembros de la pareja son distintos. También puede ser motivo de conflicto colocar objetos de coleccionista en una habitación, trofeos o recuerdos de infancia, por ejemplo. Posiblemente, lo que para uno es un tesoro, para el otro es algo que "no pega con la decoración". En estos casos, lo aconsejable es hablarlo y llegar a un acuerdo

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Convivencia en pareja: cada uno su espacio Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)