Mi bebé y yo

SOS bajo las sábanas

( 1 voto) load

Cuando el sexo se convierte en un problema, está en juego la relación de la pareja, sobre todo, si no se habla sobre el tema. Te damos todos los consejos.

No es fácil hablar de ello, pero precisamente el silencio es el auténtico problema: los problemas en la esfera sexual afectan a muchísimas parejas. En la mayoría de los casos, se trata de problemas no graves, de fácil solución, si la pareja toma las medidas necesarias y recurren a los especialistas que puedan ayudarles. Pues, de lo contrario, entra en juego la calidad misma de la relación afectiva y, a veces, existe el riesgo de una rotura.

Son trastornos fáciles de tratar

Los problemas más frecuentes que afectan al bienestar sexual de la pareja no son patologías graves, sino disfunciones fácilmente curables, que hay que afrontar con serenidad, sin excesiva preocupación, pero con determinación.

Los problemas sexuales que le afectan a él. El trastorno más difundido entre los hombres es la eyaculación precoz, que puede manifestarse a cualquier edad. En el hombre, genera mucha preocupación y, en la mujer, insatisfacción. El 90% de los casos de eyaculación precoz no está diagnosticado, bien porque quien la sufre siente vergüenza, bien porque no sabe que existen soluciones eficaces. El segundo trastorno que afecta a los hombres es la disfunción eréctil, más relacionado con la edad, pero que también puede manifestarse en los jóvenes y que puede tener diferentes causas, biológicas o psico-sociales.

Los problemas sexuales que le afectan a ella. Entre las mujeres, el trastorno más común es la anorgasmia, es decir, la imposibilidad o dificultad de conseguir la plena sahttp://www.mibebeyyo.com/mujer-actual/relaciones-pareja/problemas-sexo-parejatisfacción sexual, el orgasmo. En segundo lugar, se encuentra la dispareunia, que es la molestia o el dolor genital que se sufre durante la penetración. A menudo, se debe a la escasa lubricación de la mujer por motivos hormonales después del parto, a la menopausia o bien si hay una inflamación o una infección. El dolor durante la penetración también puede depender de la contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina, un trastorno que se define como vaginismo y que, normalmente, tiene un origen psicológico.

Cuál es la solución

Cuanto más tiempo se espera en hablar y actuar sobre el problema, más puede empeorar la calidad de la relación entre la pareja, hasta el punto de que ya no se pueda recuperar. Por tanto, es necesario actuar rápidamente. En primer lugar, la pareja debe hablar sinceramente y, después, pedir una ayuda externa. Son pocas las parejas que afrontan unidas el problema. En el 80% de los casos, sólo uno de ellos se dirige al urólogo, al ginecólogo o al sexólogo para pedir ayudar para solucionar el problema, y no la pareja. En concreto, es la mujer quien vive con mayor consciencia y atención la relación con su cuerpo, sobre todo, todo lo que afecta a su salud sexual. El hombre suele estar menos atento: no reconoce los problemas o prefiere esconderlos, ignorarlos. Suele mostrar más resistencia a acudir a un especialista. La solución, sin embargo, está en dirigirse a un experto, que ayudará a la pareja a resolver el trastorno a nivel biológico y a nivel psicológico.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Problemas sexuales en la relación de pareja: hablar ayuda Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)