Mi bebé y yo

Día Mundial del Cáncer de Mama: autoexploración mamaria

( 16 votos) load

La autopalpación es el primer instrumento de prevención del cáncer de mama a disposición de las mujeres. El autoexamen de los pechos se debe ser habitual a partir de los 25 años.

​El 19 de octubre es el Día Internacional del Cáncer de Mama. Este tipo de cáncer afecta a miles de mujeres cada años. Aunque, en los últimos años, se han realizado avances notables en el tratamiento y el pronóstico de las pacientes, la prevención para la detección precoz del tumor sigue siendo la principal arma para luchar contra esta enfermedad.
Para
prevenir el cáncer de mama, es recomendable realizar la autoexploración de las mamas cada mes, una semanadespués de la menstruación, que es cuando los pechos están más blandos. Ante cualquier hallazgo o sospecha, se debe acudir al ginecólogo lo antes posible. Asimismo, es fundamental realizarse una mamografía cada dos años, a partir de los 45-50 años, si no existen factores de riesgo, y anualmente, si los hay. La autoexploración mamaria se realiza en dos fases:
 

1. La inspección

AutopalpaciónConsiste en estudiar el aspecto externo de los pechos. Se realiza observando atentamente cada uno de los senos frente a un espejo y comparándolos del siguiente modo:

• Primero, obsérvalos con los brazos caídos a lo largo del cuerpo.

• Después, pon las manos en la cintura y contrae los músculos del pecho para resaltar posibles deformaciones y anomalías.

• Finalmente, pon las manos en la nuca y gira el busto ligeramente, hacia la derecha y hacia la izquierda.

 
2. La palpación

palpar el pechoPermite descubrir posibles bultos o nódulos anormales en el pecho. Para realizar esta exploración, es necesario que la mujer esté tendida cómodamente y ha de utilizar la yema de los dedos. Es necesario conocer bien la estructura normal de los dos pechos para poder notar cualquier cosa extraña.

• Pon el brazo izquierdo detrás de la cabeza y explora el cuarto interior superior. Hazlo de fuera hacia adentro y desde el tórax y las costillas hacia el pezón. Examina el cuarto interior inferior del mismo modo. Aprovecha para palpar la zona que rodea el pezón.

• Baja el brazo y colócalo a lo largo del cuerpo para explorar el cuarto exterior inferior. Pálpalo hacia dentro y en dirección al pezón, desde las costillas, y por fuera de la zona del pecho.

• Continúa en la misma posición para explorar el cuarto exterior superior del pecho. Palpa esta región hasta la axila.

• Palpa la axila para detectar la presencia de posibles bultos o nódulos.

• Finalmente, aprieta suavemente cada pezón y observa si se produce alguna secreción sanguinolenta.

• Procede de la misma manera para explorar el pecho derecho, con el brazo derecho colocado detrás de la cabeza y, posteriormente, con el brazo derecho estirado a lo largo del cuerpo.

 
Anomalías

Las anomalías más frecuentes y que hay que observar con más atención son las siguientes:

• Cambios en la textura de la piel (pliegues, hendiduras, etc.), eczemas alrededor del pezón.

• Deformación de los pechos (diferencias entre ambos de forma y posición).

• Desviación o retracción del pezón.

• Secreciones sanguinolentas por el pezón.

• Equimosis o mancha de color morado en torno al pezón.

Si percibes alguno de estos signos, ponte en contacto con tu médico de cabecera.

Te puede interesar

Cáncer de mama: prevención y autoexploración mamaria Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)