Mi bebé y yo

Cáncer de mama: la visita al ginecólogo

( 1 voto) load

La mamografía es el examen que diagnostica el mayor número de neoplasias. Es especialmente eficaz a la hora de identificar nódulos impalpables en las mamas poco densas.

• El examen siempre debe ir precedido de una visita ginecológica, que puede identificar los nódulos que los rayos X no pueden descubrir.

• La observación por parte del médico también puede revelar ciertos signos, como una retracción o un pliegue de la piel del seno, que pueden hacer sospechar de la existencia de una neoplasia en el interior.

• La mamografía es indispensable para las mujeres que manifiestan cualquier síntoma sospechoso, como un pequeño nódulo en la palpación, una secreción de sangre por el pezón, que también puede aparecer ligeramente retraído, o un ganglio axilar aumentado de tamaño.

• No obstante, también resulta útil para aquellas mujeres que no advierten ninguna señal de alarma, dado que ofrece una panorámica de la totalidad de la mama.

• Cada pecho se sitúa en un aparato, ligeramente comprimido para mejorar la visión, y se expone a dosis bajas de rayos X, según dos inclinaciones: de arriba abajo y de izquierda a derecha.

• Únicamente se realizan mamografías desde otras posiciones, o se amplían, en los casos que requieran un estudio más exhaustivo.

 

 

Te puede interesar

Cáncer de mama: la importancia del ginecólogo y la mamografía Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)