Mi bebé y yo

Aprende a leer las etiquetas de las galletas y la bollería

( 2 votos) load

Grasas vegetales, calorías, grasas hidrogenadas... Todo un sinfín de términos que conviene entender para escoger la bollería más saludable y sana para el niño. Te ofrecemos unos consejos para escoger el producto más sano. 





Las galletas y la bollería industrial figuran entre los principales productos que van a parar a los carritos de la compra. Son muy apreciados por los niños y valiosos para su alimentación, pero no todos los dulces tienen la misma calidad. Para diferenciar entre un producto de calidad y otro cargado de conservantes y colorantes, sólo tienes una opción: leer las etiquetas. Te explicamos qué debes tener en cuenta.

Comprueba el orden de los ingredientes

Es la indicación principal cuando se trata de este tipo de productos: los más saludables son los que sitúan a la harina al inicio de la lista de ingredientes. En cambio, hay otros que, si bien la publicidad los presenta como modelos saludables, están compuestos de azúcar y grasas en su mayor parte, sustancias que ocupan los primeros lugares en la lista de ingredientes.

Se debe comprobar la calidad de las grasas:

GRASAS VEGETALES:
Es la indicación genérica de la materia grasa utilizada en muchos productos. Ejerce un efecto tranquilizador en el consumidor, ya  que las grasas vegetales son mejores que las animales, por su menor contenido en grasas saturadas. Sin embargo, hay truco. Cuando los especialistas nos aconsejan el consumo de grasas vegetales, se refieren a las sustancias destinadas a condimentar, en especial, el aceite de oliva virgen, pero es muy distinto cuando se trata de las grasas empleadas en la pastelería industrial. Casi siempre, se utilizan aceites de palma y de coco, que contienen una gran cantidad de ácidos grasos saturados, (los “malos”), que, a pesar de ser de origen vegetal, son poco saludables. ¿Qué debemos hacer entonces? Elegir los dulces que están elaborados con aceite de oliva o mantequilla.

GRASAS HIDROGENADAS:
Se trata de sustancias que es mejor no consumir. Se obtienen químicamente añadiendo hidrógeno a las grasas naturales y se emplean en una gran cantidad de productos industriales, porque resisten bien el calor y son baratas. Desgraciadamente, contienen muchas grasas saturadas “malas” y, además, durante su proceso de fabricación, se producen unos ácidos grasos especiales, llamados “trans”, que son perjudiciales para el organismo.

Valora las calorías
• La información nutricional constituye un elemento muy válido para distinguir los productos “buenos” de los que no lo son. Se trata de un tipo de etiqueta que figura en todos los productos verdaderamente serios. En primer lugar, se debe comprobar que el dulce en cuestión no aporta excesivas calorías. Un límite aceptable, calculado de acuerdo con las necesidades nutricionales del niño, es de 200 Kcal por ración, si bien también hay que vigilar la cantidad de grasas contenidas, que no debería superar los 9 ó 10 gramos.


Te puede interesar

Cómo leer las etiquetas de galletas y bollería para elegir bien Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Yo intento comprar galletas sin grasa o aceite de palma, porque sé que no es sano. Sin embargo, me las veo negras para comprar este tipo de productos. Probaré las Arluy tal y como decís. Gracias por compartir esta información. ..
Invitado - invitado
Es verdad que muchas veces leer las etiquetas de los productos no es nada fácil porque aparecen términos que al leerlos nos quedamos como quien oye llover. La web de Arluy está genial por que contiene mucha información. Me ha parecido muy curioso que no hidrogenicen el aceite.
Invitado - invitado
¡Siempre leo las etiquetas!Me parece importantisimo. Muchas veces mi novio siempre me dice: "Ya estas leyendo las etiquetas...", pero es increible la cantidad de cosas malas que comemos, sobre todo en bolleria y galletas. Ultimamente solemos comer unas galletas de la marca Arluy (www.arluy.com), porque en vez de contener grasas trans o grasas vegetales hidrogenadas, utilizan aceite vegetal alto oléico, que es mucho más saludable. Así no renunciamos al dulce, pero por lo menos cuidamos nuestros corazones! Un saludo!