Mi bebé y yo

Lesiones del ama de casa: tendinitis

( 2 votos) load

Los trabajos domésticos obligan a ejercer una determinada fuerza y presión. Éstas provocan rozamientos y tensiones, que constituyen la causa principal de diversas formas de tendinitis.

La tendinitis es la inflamación de un tendón. La tendinitis más común en las amas de casa es la que afecta a las manos.

En este caso, el tendón, que pasa por un canal, sufre rozamientos y se inflama cuando las manos se utilizan y se fuerzan reiteradamente, o están sometidas a movimientos repetitivos.

¿Qué es la tendinitis?

• Se trata de un trastorno que afecta, con frecuencia, a las mujeres que dan el pecho, debido a la retención de líquidos (que tiende a estrechar el canal por el que pasa el tendón) y debido a los esfuerzos que se llevan a cabo, por ejemplo, al cambiar al niño.

• Se manifiesta a través de un dolor que empieza en la muñeca y que, posteriormente, se extiende al pulgar o al antebrazo.

Cuando se producen las molestias, se debe descansar la mano de inmediato. También resulta útil emplear una muñequera para no forzar demasiado la parte afectada.

• Cuando un dedo sufre una especie de resalte, hablamos de "dedo en resorte".

Como en las demás formas de tendinitis, lo primero que debe hacerse es adoptar una terapia conservadora, que prevé el empleo de fármacos antiinflamatorios e infiltraciones.

¿Cómo se puede tratar?

• La acupuntura y la mesoterapia (que consiste en inyectar pequeñas cantidades de fármacos debajo de la piel) pueden dar buenos resultados en algunos casos, tanto para aliviar el dolor como para curar la inflamación.

• Entre las técnicas más innovadoras, figuran las ondas de choque. Se trata de ondas acústicas que actúan en la microcirculación, eliminando los causantes de las inflamaciones.

• En el caso de que no se obtengan resultados positivos, se recurre a la terapia quirúrgica: una operación muy sencilla, que sólo dura unos minutos, y que se efectúa con anestesia local.

• Para diagnosticar una tendinitis, se precisa una exploración médica. En algunos casos, también es útil realizar una ecografía, para confirmar el diagnóstico y descubrir las zonas inflamadas.

Otras complicaciones:

• Este trastorno también puede afectar al codo, provocando un dolor que se propaga al antebrazo y se acentúa al estirar la muñeca.

Recibe el nombre de epicondilitis y se trata igual que la tendinitis. Sin embargo, en este caso, no se suele recurrir a la cirugía, por ser muy agresiva y de resultados inciertos.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Qué es y cómo tratar la tendinitis Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)