Mi bebé y yo

El preservativo

( 1 voto) load

Es uno de los pocos métodos anticonceptivos masculinos. Te explicamos cuáles son sus ventajas y desventajas, con respecto a otros métodos.

El preservativo es el método anticonceptivo de barrera más utilizado. Al no tratarse de un método anticonceptivo hormonal, no existe ninguna contraindicación para utilizarlo durante la lactancia.
El preservativo debe colocarse antes de iniciar la relación. Introducirlo, como ocurre con frecuencia, una vez iniciada la relación, reduce significativamente su eficacia contraceptiva, puesto que, en las fases preliminares de la relación, se puede producir la emisión de una pequeña cantidad de líquido seminal.

Eficacia contraceptiva: 97%, si se pone correctamente y no se rasga con las uñas, si no está caducado ni expuesto a fuentes de calor prolongadamente.

Ventajas: se puede usar desde el término de los 40 días del puerperio. Además de la acción contraceptiva, protege de algunas infecciones de transmisión sexual.

Desventajas: si la mujer tiene problemas de escasa lubricación, aumenta el roce sobre la mucosa vaginal y puede provocar molestias.

El consejo: el uso del preservativo nunca debe combinarse con la aplicación de lubricantes oleosos (no únicamente los que se comercializan, sino tampoco los remedios caseros, como el aceite de oliva o la mantequilla), que dañarían el preservativo. Sólo se pueden usar lubricantes de base acuosa.

Precio: los precios varían en función de la marca. De media, un preservativo cuesta unos 80 céntimos.

Te puede interesar

El preservativo: ventajas y desventajas Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)