PUB - Banner skin_top OAS_AD 'Top3'

login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner skin_left OAS_AD 'Frame1'

PUB - Banner skin_right OAS_AD 'Frame2'

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

 

La salud de los ojos. Protégelos en verano

1 1 1 1 1 4(3 Votos)
FacebookTwitterPinterest

0 Comentarios Comentar

La radiación solar, la sequedad del ambiente, los aires acondicionados, el cloro de las piscinas... El verano castiga con fuerza los ojos y es necesario aumentar los cuidados, protegiéndolos de posibles dolencias.

En verano hay que extremar los cuidados oculares. Te ofrecemos una lista con las amenazas más comunes, así como los problemas más habituales, sus síntomas y las medidas de protección más adecuadas para que tus ojos se mantengan sanos.

• RADIACIÓN SOLAR. Existe una relación directa entre la radiación solar y la catarata. Los rayos ultravioletas provocan cataratas y favorecen el envejecimiento, ya que producen un mayor número de radicales libres (moléculas destructoras de células sanas).

Cómo protegerse: utiliza gafas de sol homologadas y provistas de filtro protector contra los rayos ultravioleta. Los niños no son una excepción, pero siempre hay que escoger modelos homologados comprados en ópticas de confianza.

• SEQUEDAD DEL AMBIENTE. Se produce, sobre todo, en zonas alejadas del mar. La sequedad provoca una mayor evaporación de la lágrima, dando lugar a la sensación de ojo seco. Cómo protegerse: si sufres estos síntomas durante un tiempo prolongado, debes acudir a un especialista para que te prescriba el tratamiento más adecuado.

• PARTÍCULAS EN SUSPENSIÓN. El descenso de las lluvias que se produce en verano incrementa el número de partículas en suspensión en el aire y genera un ambiente cargado capaz de provocar alergias oculares.

Cómo protegerse: cuida tu vista y acude al especialista en cuanto empieces a notar los primeros síntomas de alergia. Ten un cuidado especial con el niño y adopta la misma medida si notas que tiene los ojos irritados o enrojecidos, incluso sin haber ido a la piscina.

• AIRE ACONDICIONADO. La exposición prolongada al aire acondicionado hace que se reseque el ambiente, lo cual perjudica a los ojos.

Cómo protegerse: evita permanecer mucho tiempo en ambientes provistos de aire acondicionado y, si dispones de un aparato en casa, no lo tengas encendido continuamente.

• AGENTES QUÍMICOS. En verano, el cloro de las piscinas es el principal agente irritante para nuestros ojos.

Cómo protegerse: la mejor forma de protegerse del cloro es evitando el contacto con él. Utiliza unas gafas de natación adecuadas y no dejes de ponérselas al niño.

 

 

Y tú ¿Qué opinas?
Comentarios
  • No se han encontrado comentarios

login movil

¡Entra en la comunidad!