Mi bebé y yo

Cuento de La Princesa y la Piedra

( 35 votos) load

¿Conoces el bonito cuento de La Princesa y la Piedra. Esta noche, cuando acuestes a tu hija o a tu hijo, sorpréndelos contándoles este cuento que seguramente no conocen. Es un cuento corto, pero que esconde una gran moraleja.

"Hace muchos, muchos años, hubo una princesa increíblemente rica, bella y sabia. Cansada de falsos pretendientes que se acercaban a ella para conseguir sus riquezas, dijo que se casaría con quien le llevase el regalo más valioso, tierno y sincero. El palacio se llenó de flores y de regalos de todos los tipos y colores, de cartas de amor y de poetas. Y entre todos aquellos regalos magníficos, descubrió una piedra; una simple y sucia piedra. Intrigada, hizo llamar a quien se la había regalado. A pesar de su curiosidad, mostró estar muy ofendida cuando apareció el joven, que se explicó diciendo:

- Esa piedra representa lo más valioso que os puedo regalar, princesa: es mi corazón. Y también es sincera, porque aún no es vuestro, y es duro, como una piedra. Sólo cuando se llene de amor, se ablandará y será más tierno que ningún otro.

El joven se marchó tranquilamente, dejando a la princesa sorprendida. Quedó enamorada y llevaba consigo la piedra a todas partes. Durante meses, llenó al joven de regalos y atenciones, pero su corazón seguía siendo duro como la piedra en sus manos. Desanimada, terminó por arrojar la piedra al fuego. Al momento, vio cómo se deshacía la arena, y de aquella piedra tosca surgía una bella figura de oro. Entonces, comprendió que ella misma tendría que ser como el fuego, y transformar cuanto tocaba separando lo inútil de lo importante.

Durante los meses siguientes, la princesa se propuso separar lo inútil de lo importante de su reino. Acabó con el lujo, las joyas y los excesos, y la gente del país tuvo comida y libros. Los que trataban con la princesa salían encantados por su carácter y cercanía. Y como con la piedra, su fuego deshizo la dura corteza del corazón del joven, que hizo feliz a la princesa".

(Te interesa: Cuentos para dormir: ¡los 10 mejores!)

 

 

Te puede interesar

Cuento de La Princesa y la Piedra Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (5)

Invitado - janysmontzi
buenomira para que tu hijo este mejor llevalo a un psiquiatra èl sabra q hacer y no lo obligues a nada ni lo regañes suerte
Invitado - invitado
hola alguien me pudiera ayudar tengo el problema con mi hijo de 9 años k no kiere irse a dormir en su cama desde hace 2 meses dijo k tenia una pesadilla y de ahi ya todos los dias dice k le hablan, k escucha ruidos y no lo hago k entre en su cuarto ya cuando empieza a obscurecer de antemano les agradesco su ayuda
Invitado - invitado
Qué lindo!! El hábito de la lectura es muy importante en el desarrollo del niño pues al leer un libro estimula su creatividad, imaginación, inteligencia y su capacidad verbal y de concentración. www.laaventuradelcrecimiento.com.mx
Invitado - bea freire
ola a mamis y papis tengo un niño de 5 años y le quite el pañal hace nada cuando acabo el cole y pen se que no se hiba adatar a dormir sin pañal pero no se a dato muy bien y dice que ya es muy mayor para dormir sin pañal le debo dar un plemio
Invitado - invitado
Conozco uno parecido... Os lo voy a contar. Érase una vez, en un lejano reino, una princesa. La princesa estaba colmada de mimos y atenciones, pero aún así, seguía muuuuy triste... El rey, angustiado, le preguntaba continuamente qué le pasaba. Y la princesa, lo decía encantada. Pero el rey no sabía el por qué de la tristeza, si ella tenía todo lo que podía querer. Un mal día, la princesa dejó de comer. -"Es para llamar la atención" -¿Más? Decían sus empleados silenciosamente. Dos meses después, la princesa delgada como un palillo logró decir al fin... -¡Ya se lo que quiero! -¿el qué?-Preguntaba el palacio entero. -¡Una estrella! pero que cumpla una clase de requisitos... Unos días después se publicaron carteles por todo el reino que decía así: "LA PRINCESA QUIERE MÁS PRENTENDIENTES SI ALGUIEN CONSIGUE DARLE UNA ESTRELLA QUE NO HAYA VISTO JAMÁS NADIE, LA MISMA PRINCESA SE CASARÁ CON EL MUCHACHO QUE LE HAYA ENTREGADO LA ESTRELLA fdo: la corte" Ese año, pasaron más muchachos por palacio que nunca. Pero nadie lograba traerle a la princesa una estrella con el requisito nº1. Hasta que un muchacho, muy humilde le regaló una manzana. La princesa con un signo de desprecio, le advirtió que eso, era una manzana. `Pero el muchacho negó con la cabeza... Con una navaja, partió la manzana por la mitad, y sin mirar dijo "¿qué ves?" ¡Era una estrella! La princesa se casaría con el, pero el humilde muchacho, volvió a negar. Por mirar por fuera, y no por dentro, nunca te casarás. Y con esta maldición la princesa se quedó por siempre jamás. FIN. espero que os haya gustafo :) besos ;) :-*