Mi bebé y yo

Come de todo, pero muy poca cantidad

( 8 votos) load

¿Tu hijo lo prueba todo pero, después de unas cucharadas, aparta la cabeza y ya no quiere más? Te explicamos cómo debes actuar y si debes preocuparte.


Las mamás y los papás deberían observar a sus hijos: ¿Crece bien? ¿Duerme tranquilo? ¿Juega? ¿De vez en cuando, tiene rabietas, como es normal? Si la respuesta a estas preguntas es sí, y si el pediatra, gráficas de crecimiento en mano, insiste en afirmar que vuestro hijo se desarrolla sin problemas, ¿por qué preocuparse?

Una cosa que los niños pequeños saben hacer mucho mejor que los adultos es escuchar a su propio cuerpo y regularse, para satisfacer sus necesidades. Las cinco cucharadas de papilla o puré que a nosotros no nos parecen nada, para un niño pueden representar una cantidad ideal, que no tiene por qué superar.

La sensación de saciedad está determinada por distintos estímulos que hay que respetar: el estómago de algunos niños, por ejemplo, tiene dificultades para contener cantidades de puré que a otros no les crean problemas. Para ellos, evidentemente, las raciones deberán ser reducidas, y las comidas, más frecuentes. También es diferente la cantidad de energía que cada niño necesita: algunos queman mucha y otros, en cambio, crecen bien con menos calorías.

Respeta su organismo
Una cosa es cierta: obligar a un niño a comer más de lo que quiere es un error, y es incluso peligroso. De hecho, se corre el riesgo de alterar los mecanismos naturales de autorregulación de la saciedad y del apetito, que son indispensables para un crecimiento sano, a cualquier edad. Y si, aunque sea sólo una hora después de haber rechazado la papilla, el niño demostrase tener hambre nuevamente, harían bien en satisfacer su demanda.

No se trata de pequeñas represalias o caprichos, sino simplemente de respetar los ritmos delicados de un organismo que todavía es muy pequeño. Probablemente, una vez concluido el destete, un niño que come poco, seguirá comiendo poco. Sin embargo, si, aunque sea escasa, su alimentación es variada y la acepta de buen grado, crecerá sano, con toda seguridad.
 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Mi hijo come de todo pero poco: ¿debo preocuparme? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Invitado - invitado
soy mama de Lucia de dos años y medio y come poco, no le gustan las masitas dulces,saladas puede que a la tarde se coma uno, caramelos algunos(CHOCOLATE NI SE LO MUESTRES "ES ASCO ESO")y uno y la comida de todo pero poquito, mi problema es que no aumenta de peso, pesa 10.600kg lo unico que le encanta son las papas fritas, ya probe de todo que haga la comida ella,jugar, que este sola sin nadie en la casa para que no se distraiga mirando tele, sin tele y nada, dos bocados , leche si infaltable.
Invitado - invitado
A mi niña de 2 años le funciona muy bien hacer conmigo la comida, lo hago divertido, hacemos caras con la tortilla y la salsa de tomate, hace las bolitas de albondigas, me ayuda a poner a remojo las fabas...en fin, se siente tan mayor e importante que se come todo lo que hace,incluso cosas que no le gustan mucho.También yo aprovecho a incluirle alguna cosa nueva o que no le suele gustar ( en pocas cantidades) junto con algo que le guste mucho.También me funciona cocinar un mismo porducto de diversas maneras,a mi también me aburre comer siempre lo mismo.
Invitado - invitado
Mi hijo tiene 3 años y medio, y come muy poca cantidad. Aunque cuando es una comida que le gusta mucho come un mejor. El pescado le gusta, pero a la segunda cucharada se la pone en un lado de la boca y se puede tirar con ella hasta el día siguiente si lo dejas, con la carne le pasa lo mismo. Lo hemos probado todo sin resultado alguno y no se por donde tirar.