Síguenos
Mi bebé y yo

Errores de la alimentación infantil

( 10 votos) load

Prohibir los dulces u obligar a los pequeños a comer fruta no sirve para que empiecen a comer de todo. Te explicamos los errores más comunes a la hora de enseñarles a comer bien.

Para la mayoría de las familias la alimentación de su hijo o hija es un aspecto fundamental  en su desarrollo y educación. Sin embargo, a pesar de intentar hacerlo lo mejor posible, existen algunos errores o creencias entre los papás respecto a la alimentación de los niños. ¿Sabías, por ejemplo, que la leche de vaca no es recomendable en menores de tres años?

Existen errores y falsas creencias que se deben evitar acerca de una alimentación saludable. La mayoría de los errores son fáciles de evitar cuando se tiene conocimiento de ellos. Por ejemplo, al saber que es mejor el zumo de fruta natural que el envasado, puedes evitar comprarlo en el supermercado. A continuación, te  señalamos algunos de los errores más comunes a la hora de alimentar a los niños.



big Img
Foto 1 de

|

No hay alimentos prohibidos
Ni los caramelos, ni las golosinas, ni el chocolate deben estar alejados de los niños. Si el pequeño se da cuenta de que le estás escondiendo golosinas, más querrá consumirlas. La mejor estrategia es no llevar a casa golosinas poco nutritivas y permitir que el niño tenga libre acceso a los alimentos, para que elija por sí mismo.

|

No hay que obligar a los niños a comer
Se ha comprobado que la insitencia de los padres sobre un niño para que éste pruebe un determinado alimento, tiene efectos contrarios a los deseados. Es decir, el niño rechaza con más fuerza el alimento que le obligan a probar. La mejor conducta es animar al niño a que pruebe el alimento y no molestarse si el niño lo rechaza y no elogiarlo si lo come. En ambas circunstancias los padres deben mostrarse neutrales.Si se le ofrece un alimento y el niño lo rechaza, no se le debe castigar ni obligar a que lo pruebe. Simplemente se le retira el plato sin comentarios negativos ni enfados y se vuelve a intentar pasados unos días.     

|

Los niños tienen que entrar en la cocina
Uno de los errores más típicos de los papás es tratar de impedir que los niños entren en la cocina. Sartenes, fuego, ollas... son muchos los peligros que los padres encuentran en la cocina pero lo cierto es que los pequeños deben participar en la elaboración de los platos. Está comprobado que los niños que se involucran en la preparación de los alimentos están más dispuestos a probarlos.   

|

Evita servir vegetales "aburridos"
Complemetarlos con queso, mantequilla, o cualquier otra salsa o aderezo convertirá los vegetales, tan poco queridos por los niños, en un atractivo y divertido plato. ¡Seguro que les apetecen más si les das un poco de color! 

|

Bollería y repostería
Las pastas y los productos de bollería y repostería deben consumirse con mucha moderación, ya que aportan grasas añadidas nada beneficiosas para la alimentación infantil. 

|

Copos y cereales azucarados
Los cereales tienen una base de trigo, arroz o maíz y son muy ricos en azúcar, miel o chocolate. Los niños deben comerlos con moderación porque a pesar de que son muy apetitosos no aportan muchos de los nutrientes esenciales para el organismo de los niños.

|

Zumos envasados
Un zumo de fruta envasado no sustituye una ración de fruta natural. Los zumos envasados contienen azúcares y vitaminas artificiales. Además, no contienen la fibra que sí encontramos en la fruta natural.

|

Leche de vaca
El niño no debería tomar leche de vaca hasta los tres años de edad. Hasta esta edad, el niño debería alimentarse de leche materna o, en su defecto, leche de fórmula. La leche de vaca no contiene los niveles adecuados de proteínas, carbohidrtaos y vitaminas que necesita el pequeño. Es cierto que las leches de fórmula proceden de la leche de vaca pero éstas han sido tratadas y modificadas para aumentar los niveles de estos nutrientes que el organismo de los más pequeños necesita.
Una vez el niño cumple tres años y puede comer leche de vaca, los papás deberían evitar el exceso de lácteos en la dieta. El máximo son tres raciones de lácteos al día. Un exceso de esta cantidad, podría ser perjudicial para el pequeño.

Te puede interesar

Alimentación infantil: ¡conoce los principales errores! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (13)

Uy el teclado del móvil me ha jugado una mala pasada
A mí la pediatra me dijo que las lechesalchichas enriquecidas no sólo eran un gasto de dinero sino que eran peores que la leche de vaca. Con respecto a los dulces es evidente que no hay que comprarlos y tenerlos en casa pero es inevitable que vean a otros niños, ya sea en la guardería en el parque o simplemente que alguien les ofrezca. Yo me doy un capricho de vez en cuando y no me escondo de mi hija con lo cual le doy a probar, eso sí prefiero en general que sean dulces caseros.
Me parece que este artículo no da mucha importancia a lo malos que son los dulces, bollería, etc que la gran mayoria de niños consumen diariamente, yo al mio no le doy, pero tampoco le prohibo, basta con no comprar, no tener en casa y no le tengo que prohibir nada.
Mi pitufa que ya tiene un añito, le damos de probar de todo, este verano probó helados casero y no caseros, bolleria tradicional en Francia, se comia bizcochos mios y galletas de mantequilla, en poca cantidad claro, ya todas las verduras eso si le sigo dando leche de formula. Yo no bebo leche desde que soy pequeña y la verdad es que no tengo ninguna carencia, y si mi niña dentro de un tiempo me dice que ya no quiere leche le dejaré de dar como le encanta el queso no supondría ningún problema para ella. Lo que si es importante no darle de todo al mismo tiempo sino ir introduciéndole los alimentos poco a poco por si apareciera alguna alergia. Por lo demás ya come hasta legumbres, y su alimentación es muy variada, poco a poco estamos haciendo que pruebe de todo, y puede determinar sus gustos ella misma sin que la obliguemos
Teniendo en cuenta que los terneros necesitan varios estómagos para digerir la leche de su madre, la vaca, como no nos va a costar a nosotros digerirla. Los niños mayores de 3 años no deberían tomar leche de vaca. Hasta los 3, o leche materna o leche de formula. La leche de vaca, no es leche, está tratada, está pasteurizada y homogeneizada y apenas aporta nada, al contrario, produce intolerancias, gases, malas digestiones y destruye la flora del intestino, que en un niño es bastante débil todavía. Se pueden tomar otras cosas para sustituir lo que en teoría aporta la leche. Mi hijo no ha tomado nunca leche de vaca, solo algún yogurt o queso, 1 vez o dos a la semana, y está sano. Lo mejor es una persona experta en nutrición la que guiará la alimentación, yo voy porque mi hijo es alérgico al huevo y me ha dado muchas pautas.
VER MÁS COMENTARIOS