Mi bebé y yo

Método Estivill para comer: primer día, la merienda

( 7 votos) load

Sobre las 4 de la tarde, llega la hora de merendar. Vuelta a empezar con el ritual. Mamá ha preparado esta vez a Juan unos trocitos de fruta, por ejemplo pera, y dos galletas.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Método Estivill para comer: primer día, la merienda Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Invitado - Savagobe34
mi bebe de un año no me acepta la comida semisolida por que apenas la siente en el paladar le da vomito, el se come todo siempre y cuando este licuado que puedo hacer .
Invitado - pammore
Como educadora de Padres en Disciplina Positiva, encuentro este "método" degradante. Acaso no todo proceso nuestro requiere de teimpo y empatía en su evolución? acaso nosotros como adultos cuando nos encontramos con una nueva comida exótica (desconocida como lo es la pera para un bebé) nos lanzamos a probarla y a intentar dejar el plato limpio? Es un proceso natural y válido desconfiar de lo desconocido, a dar pequeñas probadas y rechazar para poder evaluar como nos cae en el organismo. Pensemos en los niños con la empatía que esperamos el mundo tenga con nosotros. Además no entiendo el porque de los minutos rígidos, acaso existe alguna evidencia científica sobre los minutos que un cerebro humano en desarrollo requiere para "probar" la experiencia de comer? Entiendo mucho menos, los minutos en que se ignora, cual es el mensaje? ¿si no haces lo que quieres no te puedo ni ver? Este me parece el primer paso para desensibilizar a un niño sobre sus sentidos corporales y sus necesidades físicas, un primer paso que desafortundamente puede llevar a un niño en no confiar en sus señales corporales en la vida.