Mi bebé y yo

Las sales minerales en la alimentación de tu hijo

( 17 votos) load

Las sales minerales son indispensables para el organismo por sus múltiples funciones. Se encuentran en varios alimentos en diferentes cantidades. Te damos muchos ejemplos de sales minerales y te explicamos sus propiedades.

Algunos ejemplos de sales minerales son el calcio, el fósforo y el flúor, que sirven para la construcción de los huesos y de los dientes; el hierro forma los glóbulos rojos de la sangre; el sodio, el potasio, el magnesio, el cobre y el cloro regulan importantes equilibrios químicos y se pueden encontrar en muchos alimentos. Ni que decir tiene la importancia de los minerales en la alimentación del niño y en su crecimiento y desarrollo.

• El calcio se encuentra en los lácteos, en las verduras de hoja verde y en las legumbres secas.

• El fósforo se encuentra en los lácteos y en la carne.

• El  potasio se encuentra en los lácteos, en la carne y en algunas frutas (por ejemplo, los plátanos).

• El cloro y el sodio se encuentran en la sal de cocina.
 
• El yodo y el flúor se encuentran en el pescado.

• El hierro se encuentra en la carne, en los huevos, en las legumbres y en las verduras de hoja verde.

 
El hierro

Es importante que prestes una especial atención al consumo de hierro de tu hijo.

A partir del primer año de vida, las reservas de hierro acumuladas se agotan y es preciso reponerlas constantemente, con el fin de evitar el riesgo de anemia y para garantizar:

• Un transporte adecuado de oxígeno a todo el cuerpo (el hierro une el oxígeno con la hemoglobina en los glóbulos rojos).

• Una buena actividad muscular (el hierro se une al oxígeno, almacenándolo, para después recurrir a él en caso de necesidad, o bien cuando el músculo debe contraerse). 

• La "carburación" de las células.

• La transformación del betacaroteno (sustancia presente en los vegetales de color amarillo anaranjado) en vitamina A, excelente para la piel, la visión y el crecimiento.

• La formación apropiada de los anticuerpos, que tienen la función de defender al organismo de las infecciones. No es suficiente con escoger los alimentos que contienen este mineral para garantizar a tu hijo una cantidad suficiente de hierro.

Es preciso procurar una combinación adecuada con otros alimentos, que en algunos casos favorecen su asimilación y en otros la obstaculizan. El alimento que contiene más hierro es, con diferencia, la leche materna.

La siguen a una gran distancia las lentejas, la achicoria verde, las judías, los garbanzos, los copos de avena, el perejil, las ciruelas secas, la carne de caballo, las espinacas, el pescado azul, la pechuga de pavo, los huevos, la carne de vaca, la ternera, el jamón serrano y el pollo.

Es preciso evitar la combinación de estos productos con otros ricos en taninos (presentes, por ejemplo, en el té) y en fosfatos (presentes en muchos alimentos en conserva), que podrían perjudicar su correcta asimilación.

 
Por este motivo, vale la pena seguir algunas sugerencias:

• Combinar la carne y el pescado con verduras y hortalizas ricas en vitamina C (tomate, pimiento, hortalizas verdes, col, rábanos, calabaza, zanahoria, etc.).

• Aderezar la verdura y los segundos platos con un poco de limón (rico en vitamina C).

• Consumir verdura cocida al vapor.
 
• Comer fruta y beber zumos.

• Evitar los alimentos en conserva (no adecuados para los niños pequeños).

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Sales minerales: cuáles son las más importantes y dónde se encuentran Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (2)

Invitado - invitado
super buena la informacion me ayudo en unas cuantas dudas Gracias.;D;D;D;D;D;D
Invitado - invitado
vallnse ala ptm;)