Síguenos
Mi bebé y yo

Así aprende a cuidar de sí mismo

( 2 votos) load

Comer solito, lavarse las manos, vestirse y desvestirse...Tu hijo va aprendiendo, poco a poco, nuevas habilidades que le permiten conquistar su propia autonomía. Pero ¿cuándo y cómo las aprende? Te lo mostramos.

Aprender a comer solito, dormir en su propia habitación o decir adiós al pañal. Todos ellos son importantes logros para el niño, que va adquiriendo de forma progresiva a medida que va creciendo. Son habilidades que todos los niños aprenden a hacer, pero el cuándo y el cómo depende de la actitud de los padres. Es tarea de mamá y papá animar al bebé a experimentar cosas nuevas, pero sin forzar la situación. Es importante pedirle en cada momento lo que es capaz de hacer, sin sobrepasar esos límites. La adquisición de la autonomía es importante para el pequeño, ya que es un gran paso para él que le permite aprender nuevas habilidades y sentirse capaz de dominar la situación. Veamos las principales habilidades que el pequeño adquiere entre los 12 y los 36 meses y cómo estimularle adecuadamente.



big Img
Foto 1 de

|

1. Comer solito
En la mesa, los padres deben acostumbrar a su hijo a comer solo, con calma y paciencia. Probablemente, en un primer momento, habrá más comida repartida por la trona y el suelo que en la boca del niño, pero es así como el pequeño aprende a ser autónomo en la mesa. Es importante darle la oportunidad de experimentar, en lugar de regañarle cuando se le cae la comida. Progresivamente, el niño adquirirá el dominio con las manos hasta llegar a hacer malabares con los cubiertos. Bien sabido es que los niños aprenden más rápido si comen con los adultos, ya que observan cómo lo hacen ellos y les imitan. 

|

2. Lavarse 
 Con respecto a la higiene personal, la primera habilidad que aprende el niño es a lavarse las manos. A continuación, puede probar con lavarse la cara. Las otras partes del cuerpo pueden ser más complicadas si el niño es todavía pequeño. Una buena forma de enseñarle las partes del cuerpo consiste en aprovechar el momento del baño para nombrarlas una por una con el pequeño. Así aprenderá a reconocerlas. Es importante estimularle y felicitarle cuando se las arregla para hacer las cosas él solito

|

3. Vestirse y desvestirse
Antes de invitar al pequeño a vestirse y desvestirse solito, debes tener en cuenta que todavía no sabe hacerlo y, por lo tanto, es aconsejable elegir ropa que sea fácil de usar. El primer paso, por ejemplo, puede consistir en enseñarle a ponerse el babero él solito. Posteriormente, y siempre de forma gradual, puedes continuar con la ropa del día a día. Ponérselo fácil es más gratificante para él, ya que le es más fácil lograr su objetivo y, por lo tanto, no se desmoraliza. Cuando empiece con los zapatos, es mejor elegir un modelo sin cordones, fáciles de poner. Para ayudarle a distinguir la derecha de la izquierda, puede ser útil dibujar los símbolos dentro.

|

4. Dormir en su habitación
Algunos niños logran dormirse enseguida por su propia cuenta, pero otros necesitan rituales como el cuento y el beso de buenas noches. Si el bebé está relajado, se duerme más fácilmente, por lo que resulta muy importante evitar los juegos que le puedan excitar durante las horas previas al momento de irse a la cama. Cuando llegue la hora de dormir, debes respetar siempre al pequeño. Si está acostumbrado a dormir en vuestra habitación y rechaza pasar a la suya propia, debes tener paciencia y esperar a que esté listo para hacer el paso. En ocasiones, los rituales ayudan: leerle un cuento, cantarle una nana o encender una luz quitamiedos en su habitación.

|

5. Abandonar el pañal
Antes de decir adiós al pañal, el bebé debe tener un control de los esfínteres, lo que generalmente ocurre alrededor de los dos años. Evita quitárselo antes de esta edad, ya que puede ser demasiado pronto para el niño y causarle malestar. Lo ideal, por tanto, es comenzar alrededor de los dos años, preferiblemente durante el verano, estación del año que aporta una mayor comodidad en este sentido. Para ayudar al niño a ser autónomo en este aspecto, deberás tener mucha paciencia ya que cada niño responde de una forma determinada ante el orinal. Puede serte muy útil premiarle a medida que va logrando alcanzar sus objetivos.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Así aprende el niño a cuidar de sí mismo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)