Mi bebé y yo

Actividades extraescolares: quién las elige

( 7 votos) load

Si no se dispone de tiempo o de lugares para realizar juegos "libres", por la tarde, se pueden proponer al niño actividades programadas. Pero ¿quién debe decidir estas actividades?

Ir a la guardería o al colegio es vivido por el niño como una actividad obligatoria, parecida a un trabajo. Por ello, las actividades extraescolares deben ser, sobre todo, agradables y es importante que el niño las pueda elegir libremente, ya sea por la actividad en sí, como por la presencia de sus amigos o educadores más apreciados.

Es fundamental tener presente que las actividades infantiles que se realizan en el tiempo libre no deben ser vividas como "adiestramientos específicos", sino como ocasiones para vivir experiencias diversas. 

Sin embargo, a la hora de elegir las actividades del niño, ¿es mejor que elija el niño o bien los padres? ¿Cuáles son los pros y los contras de cada una de estas probabilidades?

Elige el niño
Los que defienden esta opción sostienen, con razón, que no se puede obligar al niño a seguir un curso que no le interese. Por otro lado, ¿cómo vamos a dejar libre de elegir a un niño que un día quiere estudiar piano y que, al día siguiente, quiere jugar a tenis?

Eligen los padres
Los partidarios de esta elección se justifican pensando que el niño aún no es capaz de entender cuáles son las actividades adecuadas a su formación física y psicológica. Si los padres deciden sus estudios, su alimentación o sus tratamientos médicos, ¿por qué deberían renunciar a la elección de una actividad que podría empeñarle durante algunos años?

Esta manera de aproximarse a la cuestión, sin embargo, tiene el riesgo de proyectar las propias esperanzas o desilusiones en el niño, deseando que haga lo que le ha ido bien a papá o a la mamá, o, por el contrario, lo que éstos no han podido realizar. Entonces, ¿cómo elegir la actividad más adecuada para nuestro hijo?

Lo ideal es intentar liberarse de las propias ambiciones o nostalgias de los padres y esforzarse por evaluar de forma real cuáles son las posibilidades y las inclinaciones del niño. Y, si éstas coinciden con las de los padres, mucho mejor.

Te puede interesar

Actividades extraescolares: ¿quién ha de decidirlas? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)