Mi bebé y yo

Buena educación en la mesa

( 11 votos) load

Qué hacer si el niño se niega a cumplir las normas de la buena educación a la hora de comer en familia.

“¡Si quiero, me meto el cuchillo en la boca y, después, bebo sin limpiarme la boca!”. Hugo, de seis años, se niega a respetar los buenos modos en la mesa. Por más que su mamá se esfuerce en corregirle y enseñarle qué debe hacer y qué no, se empeña en hacer lo que quiere, y a menudo ignora las reglas básicas de la educación. La mamá dice estar muy preocupada porque ya ha empezado la época de las primeras invitaciones a comer y merendar en casa de sus amiguitos, y tiene miedo de que su hijo sea considerado un ejemplo de mala educación y dejen de invitarle a casa de sus amiguitos.

Qué decir: “Hugo, mira cómo comen mamá y papá. ¿A quién has visto tú hacer las cosas que tú haces comiendo? A nadie, ¿verdad? Entonces, deja de hacer esto, por favor. ¿No te gustaría que las mamás de tus amigos piensen que eres un niño bueno y bien educado?”.

Por qué: La educación se enseña, ante todo, con el ejemplo. Si los papás se comportan en la mesa de manera irreprochable, el niño absorberá todos los comportamientos correctos, para utilizarlos cuando corresponda, por ejemplo, cuando esté fuera de casa, invitado por sus amiguitos. Por lo tanto, es importante que mamá y papá no se limiten a enunciar las normas, sino que las respeten siempre y en primer lugar, llamando la atención del niño sobre su comportamiento siempre que sea necesario.

Qué no decir: “Te portas fatal y nunca aprenderás a comportarte bien. Ya verás como las mamás de tus amigos ya no te van a invitar a su casa. Eres muy maleducado”.

Por qué no: La educación no se enseña con modos agresivos y represores, y mucho menos con amenazas. Se corre el riesgo de encasillar al pequeño en el papel de maleducado, sin proporcionarle un modelo que sería deseable que imitase. En otras palabras, para educar a un niño, es obligatorio conocer las reglas de la buena educación y comportarse en consecuencia en cualquier circunstancia.

Te puede interesar

En la mesa: ¡siempre buena educación! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Invitado - invitado
Tanto nosotros, como en el comedor del cole, estamos hartos de repetirles las "buenas maneras" en la mesa, y ni siquiera las buenas palabras y mucho menos la constancia ha hecho nada. Por lo que no me ha aportado nada el articulo.
Invitado - invitado
Predicamos con el ejemplo,no les podríamos reñir ni decirle como comportase en la mesa si nosotros no lo hiciesemos, cuesta un poco,pero todo es cuestión de constancia y de repetirlo muchas veces,incluso explicandoles el porqué de cada cosa.
Invitado - invitado
MMM CREO Q NO ME APORTO NADA ESTE ARTICULO........>:(