Mi bebé y yo

Entenderse con la maestra: 7 reglas de oro

( 1 voto) load

Primero en la guardería y después en el colegio. El trato de los padres con los profesores de sus hijos es inevitable. Veamos algunas pautas a seguir para que la relación sea lo más satisfactoria posible.

Ya en la guardería, y más tarde en el colegio, no solamente el niño debe aprender a socializar con otros niños y a seguir los consejos de la maestra o del maestro. También los padres deben tratar muy a menudo con los padres de los compañeros del pequeño y, sobre todo, con la profesora o el profesor de su hijo. Y es en ese trato con el maestro en el que pueden surgir ciertas confrontaciones cuando no se está de acuerdo en un tema o cuando no se acepta que el profesor critique un aspecto del niño. Para evitarlo, lo ideal es mantener un diálogo cordial y sincero con los profesores. Veamos siete pautas a seguir:

1. Mejor ir los dos. Lo ideal es acudir en pareja a las citas concertados con el profesor del niño. De esta forma, si surgen distintos puntos de vista será más fácil llegar a un punto de acuerdo.

2. Cooperar. La mejor manera de relacionarse con el profesor del niño es trabajar de forma conjunta, comprendiendo que él tiene una función de guía en su educación. Ya en la primera entrevista, los padres pueden aprovechar para expresar sus expectativas e inquietudes y hablar de los hábitos y las características de su hijo. Y sobre todo: hablar sin temor a las críticas, ya que de ellas se aprende mucho.

3. Evitar los prejuicios. Los padres deben evitar algo que a veces resulta inevitable y es el hecho de juzgar al profesor a la primera cita concertada. Es bueno conocerse poco a poco y aprender a dialogar de forma amistosa y con un objetivo en común: el bien del niño.

4. Observar al niño. Resulta básico para averiguar si el pequeño se encuentra a gusto en la guardería o en la escuela. Es normal que los primeros días llore, pero poco a poco debe ir acostumbrándose y sentirse a gusto. Si no es así, existe algún tipo de problema del que se deberá hablar con el profesor.

5. Diálogo abierto. Es la clave cuando existen diferencias entre la versión que explica el niño de un hecho y la que relata el profesor. ¿A quién creer? ¿Cómo saber si el niño miente? Lo mejor es dialogar de forma sincera con el maestro o la maestra del pequeño para llegar a resolver el problema. Si es necesario, se puede contar con la ayuda de otra persona.

6. Evitar rencores. En ocasiones puede ocurrir que se genere un cierto rencor hacía el maestro por ser la persona que más tiempo pasa con el niño. Algunos padres pueden sentirse culpables por dejar al pequeño en el colegio y pasar poco tiempo con él. Esa actitud debe evitarse a toda costa. Los rencores son dañinos para todos.

7. Evitar las mentiras. Es fundamental para lograr una buena relación con el profesor. Así es que se debe huir de acudir a la escuela con excusas y mentiras para disculpar el comportamiento del niño. 

Te puede interesar

Entenderse con la maestra: 7 reglas de oro Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)