comscore
¡Entra en la comunidad!

 Y tú, ¿qué te has creído? El papel de las creencias en la Educación de nuestros hijos

Valores y creencias en la educación de los niños
     8 votos
En breve verá la luz un informe acerca de las creencias de nuestros adolescentes. Hemos estudiado muchos de los pensamientos que pueblan su mente y también hemos analizado aquello que, bajo sus creencias, pueden transmitirles a los demás, en especial, a nuestros bebés.


Creemos que esta reflexión nos puede ayudar hoy a profundizar en estos temas a nosotros como padres y educadores, a ellos como adolescentes y coeducadores.
El estudio de las creencias siempre me ha parecido fascinante. El ser humano es un ser excepcional para lo bueno y para lo malo.
En gran medida, su capacidad y sus posibilidades dependen de lo que el individuo crea que puede hacer o conseguir y, en sentido opuesto, de lo que no se ve capaz y no consigue.
El análisis del tipo de creencias que manejan nuestros jóvenes, a través de encuestas anónimas, geográficamente ubicadas en la Comunidad de Madrid, nos revela un panorama interesante, que se aleja en cierta medida de algunas generalizaciones utilizadas para referirnos a nuestros adolescentes.
Hemos analizado a través de sus respuestas, cuestiones relacionadas con el futuro, la carrera, las oportunidades, las creencias que arrastran de la infancia y la adolescencia, el dinero, la situación del país y sus objetivos y propósito en la vida.

La misión de este estudio es comprobar, mediante la descripción de las diferentes creencias el grado de madurez de un adolescente en cuanto a la gestión y control de la propia vida.

Otros propósitos de este estudio están ligados a hacer pensar en las propias preguntas y respuestas, ya que al enfocar la atención sobre cuestiones acerca de objetivos, propósito vital y distinción entre identidad y comportamientos, se abre la posibilidad de abrir brechas en las apreciaciones de los jóvenes, aunque en algunos casos no hubieran reflexionado antes acerca de estos temas desde la perspectiva de la pregunta.

Ante la sensación un tanto generalizada de “generación emperador” y “generación ni ni”, nuestros jóvenes admiten que tienen puestos los ojos en sus propios proyectos y en sus propios recursos; que en su mayoría piensan en un futuro y tienen objetivos; que (eso sí, un ínfimo porcentaje) los tiene por escrito.
Que son capaces de diseñar su propia definición del éxito y que, aunque reconocen la fuerza de las creencias negativas en sus posibilidades dichas por padres y otras figuras de autoridad, se saben dueños de sus vidas y separan lo que les dijeron de lo que ellos mismos piensan, aunque no siempre consiguen diferenciar (y en esto tenemos los adultos mucha responsabilidad) las críticas a sus conductas de las críticas a su persona.

Nuestros jóvenes confían en que el futuro será mejor y se saben dueños de su destino. La crisis tiene poco o nada que ver con sus perspectivas de éxito, y su confianza en sus propios recursos está por lo general bien arraigada.

Concluyo tras este breve resumen con una declaración de confianza incondicional y esperanza en nuestros jóvenes, preparados, inteligentes y prometedores, a pesar de los malos tiempos y quizá también gracias a ellos.

Un artículo de Ana Méndez
Coach personal. Colaboradora de N-Acción - Asociación para el Desarrollo del Coaching y la Inteligencia Emocional.

 

TEMAS RELACIONADOS
Y TÚ ¿QUÉ OPINAS?

Escribir comentario

Tienes que estar registrada para escribir un comentario. Puedes registrarte o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.

Comentarios (1)


Elvira-Roxx

Hola mi neja tiene dos años cinco meses, aveces nose que hacer es muy desobediente si le digo mo lo abientes, no peges .... Me grita noooo y lo hace y se me queda viendo retadoramente, me acerco a ella para explicarle y no me hace caso inclusive me pega A llegado a tal grado que opte por darle un manazo o nalgada y sólo asi me hace caso, pero nose si hago bien, podrian orientarme por favor