Mi bebé y yo

Educación sexual para niños: ¿cómo se lo explico?

( 0 votos) load

Tarde o temprano, los niños siempre acaban preguntando sobre cuestiones relacionadas con el sexo. Sin embargo, para los padres no siempre es fácil hablar de la educación sexual para niños con naturalidad. Te explicamos cómo hablar al niño sobre este tema de una forma creíble y afectiva, que no le confunda más. 

Afortunadamente, hay fórmulas y trucos para que este momento sea lo menos incómodo posible. En este artículo, ¡os explicamos de una forma sencilla y amena cómo hablar de educación sexual a nuestros hijos! 

¿Por dónde empiezo? 

Cuando se presente la situación, y vuestro hijo os haga alguna pregunta relacionada con el sexo, intentad manteneros firmes y no evadir el tema. Por otro lado, y dependiendo de la edad que el niño tenga, hay que tener en cuenta cuáles son sus conocimientos previos. Para saberlo, los padres le pueden formular una pregunta y, en función de la respuesta que os dé, sabréis por dónde continuar para satisfacer su curiosidad. 

Los niños empiezan a conocer su cuerpo rápidamente y a hacerse preguntas sobre él, y es a partir de este momento cuando deberéis llamar a cada parte del cuerpo por su nombre. No es recomendable utilizar apodos, tampoco para los órganos genitales, puesto que los niños podrían sentirse confundidos. Ser sincero con la realidad del cuerpo humano, y hablar sobre el tema con naturalidad, hará que vuestros vínculos de confianza e intimidad se refuercen más. 

(Te interesa: Las fases de la sexualidad infantil)

En general, los niños, ya entre los tres y los cinco años, suelen empezar a mostrar interés por la sexualidad, tanto por la suya propia como por la del sexo opuesto. Es muy probable que se toquen los genitales o que tengan curiosidad por tocar los del sexo opuesto. No os preocupéis, es una actitud normal, aunque los padres deberéis instruirles en qué es correcto y qué no, y poner los límites necesarios a esta exploración sexual. 

¿Qué preguntas podría hacerme mi hijo? 

¿Cómo nací? 

¿Cómo es posible que saliera de tu barriga? 

¿Cómo llegué a tu barriga?

¿Por qué no soy igual que mi hermano/a? 

¿Por qué las/los niñas/os no tienen pene/vagina?

Responder a estas preguntas de la forma adecuada dependerá del momento y del nivel de curiosidad que tenga el niño. A veces, utilizar el tono adecuado y mantener una actitud positiva y atenta, es mucho más efectivo para que el niño dé la pregunta por contestada. 

¿Has hablado alguna vez con tu hijo sobre educación sexual? ¡Cuéntanos qué tal fue la experiencia!

 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Educación sexual para niños: cómo se lo explico Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)