Mi bebé y yo

Educación viva: ¿y eso qué es?

( 1 voto) load

¿Sabes qué es el modelo de "educación viva"? ¿Pueden aprenderse disciplinas y conceptos de una forma diferente a la clásica? Nuestra bloguera, Esther Grau, te explica qué método ha escogido para su pequeña y el porqué.

Llevo tiempo esforzándome para explicar a mucha gente lo que es la “educación viva”, el modelo de educación que hemos escogido para nuestra hija. Se trata de la educación impartida en una escuela libre, donde los niños aprenden de modo natural, jugando; donde no hay libros ni exámenes,  donde no existen los pupitres y las sillas para cada uno, donde los espacios son de libre circulación y donde el periodo de adaptación de los peques no tiene fecha de caducidad, sino que depende de cada niño.

Antes de optar por una escuela de ese tipo, estuve buscando información de forma compulsiva. Yo tampoco acababa de entender cómo una niña de 3 ó 4 años podía aprender sin unas normas rígidas, sin un pupitre y una silla propias, sin una bata para “no mancharse” y sin las famosas “fichas”.

¿Cómo se pueden aprender disciplinas sin basarlas en memorizar, sin libros de texto aburridos y sin profesores haciendo un discurso sobre sus conocimientos desde una tribuna? La respuesta es sencilla: jugando. Los educadores orientan el aprendizaje en función de los intereses de cada niño y sobre todo tiene un trabajo previo que para mí es el más importante: observan.

Ha sido ahora cuando he descubierto que ¡los niños aprenden jugando!, que estamos equivocados cuando distinguimos entre “jugar” y “aprender”. Los pequeños aprenden a través del juego, porque a través del juego viven, experimentan sensaciones, prueban, conocen; el juego es su vida, sus experiencias, sus emociones… Sin recurrir a términos pedagógicos y psicológicos, solo con observar a mi hija, veo que en el colegio y en casa hace lo mismo: juega, aprende y se mueve con la misma libertad.

Mi hija está ahora en el grupo de los más pequeños y es evidente que ese tipo de educación requiere un mayor esfuerzo por parte de los educadores y por parte de los padres, y eso sin contar con la evidente falta de recursos, aunque eso daría para otro artículo. Y en cuanto a los más mayores, he visto que se les enseña a pensar, a ser críticos, a ser creativos y a buscar soluciones. He visto cómo aprenden, porque aparte de ser una escuela libre es una escuela transparente, donde los padres pueden circular por ella y estar al tanto de cómo se hacen las cosas.

El de la enseñanza viva es un método de aprendizaje para los niños, pero yo también estoy aprendiendo como nunca imaginé que pudiera aprender.

 

Esther y su hija

 

 Esther Grau se define como mamá 100%, comunicadora de profesión y bloguera con incontinencia creativa que intenta convertir cada día de la semana en domingo. Podéis seguirla en www.cadadiaesdomingo.com

Te puede interesar

Otra manera de educar a tu hijo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Me parece un sistema genial de aprendizaje, creo que es la manera mas fácil de aprender, jugando. Pero también creo que les puede causar problemas cuando se convierten en adultos. La sociedad no está pensada para personas educadas de esa forma y podría convertir a nuestros hijos en unos inadaptados sociales. o Tal vez no, hablo desde la ignorancia de no conocer a fondo estas escuelas, que por otra parte no están al alcance de todos y no hay en todas las ciudades.