Mi bebé y yo

El 30% de los casos de fracaso escolar en España se deben a problemas de visión

( 3 votos) load

Uno de cada cinco niños en edad escolar presenta deficiencias en la vista. Estas alteraciones se pueden prevenir con revisiones periódicas desde los primeros años de vida.

Con el inicio del curso escolar, también empiezan los problemas de muchos niños y padres: peleas a la hora de hacer los deberes, dificultades para realizar las tareas escolares, etc.
Si se descarta que el bajo rendimiento académico del niño se deba a la falta de horas de estudio y no se soluciona con profesores particulares, regañinas o castigos, puede que sea el momento de plantearse que el niño puede tener problemas visuales.
Según algunos estudios, entre el 15 y el 30% de los casos de fracaso escolar pueden deberse a alteraciones en la vista, y uno de cada cinco niños en edad escolar presenta deficiencias oftalmológicas.

“Los problemas más habituales de visión asociados al fracaso escolar están ocasionados por defectos de refracción como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, el estrabismo y la ambliopía u ojo vago”, señala el Dr. Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera.
Cuando un niño tuerce la cabeza o cierra un ojo al leer, escribe en renglones torcidos, no muestra especial interés por la lectura y la escritura, se acerca mucho a la televisión, parpadea en exceso o sufre frecuentes dolores de cabeza, se están produciendo señales que deberían alertar a profesores y padres.
En el inicio de este nuevo curso, los especialistas coinciden en advertir que el índice de fracaso escolar puede reducirse si se fomenta una mayor atención por la salud visual de los menores. Los exámenes periódicos y desde temprana edad son esenciales para detectar problemas como el ojo vago o ambliopía. Los especialistas aseguran que lo más importante a la hora de afrontar el problema del ojo vago es detectarlo de forma precoz, antes de los dos años, ya que a edades tempranas el sistema visual aún no ha completado su desarrollo y, por tanto, es más moldeable. La ambliopía del lactante se puede corregir en unas semanas, mientras que en un niño de cinco o seis años de edad, pueden ser necesarios varios años.


Te puede interesar

Problemas de visión: ¡causa del 30% de fracaso escolar! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)