login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

 

Ampollas: cómo curarlas en los niños

1 1 1 1 1 4(7 Votos)
FacebookTwitterPinterest

0 Comentarios Comentar
Las ampollas son como unas burbujas, de dimensiones variables, que contienen un líquido claro. ¿Cómo tratarlas en los niños?

 
Las ampollas son burbujas de dimensiones variables que contienen un líquido claro y que se forman sobre la piel, en los puntos del cuerpo sujetos a un continuo roce: en las manos, si su usa habitualmente un objeto o un juguete; en los pies, cuando los zapatos del niño son demasiado estrechos, grandes o nuevos.

Si se elimina la causa del roce, las ampollas se curan espontáneamente al cabo de pocos días: la piel del niño que recubre la vesícula se seca, se separa y es sustituida por otro capa nueva de piel. Siempre que las ampollas se abran espontáneamente o se rompan al tocar un objeto, hay que evitar que se infecten. Para ello, hay que cortar la piel afectada, lavar delicadamente la zona que ha quedado sin piel y protegerla con una gasa, fijándola con un esparadrapo. Si se sospecha que la parte afectada puede estar infectada, hay que aplicar una capa de pomada antibiótica.

En la farmacia, se pueden adquirir también tiritas especiales para ampollas, que ayudan a prevenir la aparición de ampollas y que atenúan el dolor, protegen la zona y favorecen la curación, una vez las ampollas ya se han formado.


Cuándo dirigirse al pediatra

Puede ser necesario dirgirse al pediatra si la ampolla se ha infectado.


Y tú ¿Qué opinas?

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

login movil

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado