Mi bebé y yo

La historia de Iván

( 7 votos) load

Mi bebé y yo quiere estar cerca de ti. Cada día, nuestra redacción recibe decenas de cartas de mamás que nos cuentan su historia. Esta es la historia de Iván y de su mamá, Eva.

Mi bebé y yo quiere estar cerca de ti. Por eso, queremos hacerte llegar las historias que nos llegan a la redacción. Queremos que nuestro portal sea una plataforma para ayudar y dar voz a todos esos padres que luchan cada día por sus hijos. Esta es la carta de Eva, una mamá que nos explica la historia de su hijo, Iván. Si quieres animarla, ofrecerle tu ayuda o darle información, deja tu comentario. 

Mi embarazo fue normal, sin ninguna complicación. El único problema que tuve fue anemia, algo muy común en las embarazadas. El problema que tiene mi hijo es una malformación vascular, llamada Cutis Marmorata Telangiectatica Congénita. Cuando nació vi a un niño moradísimo, al que se le notaban las venas en gran parte de su cuerpo de una forma exagerada. Todo el personal que había en el paritorio tenía cara de circunstancia: pediatría, ginecología y el equipo de donación de cordón umbilical. Se me calló el alma al suelo, porque nadie sabía qué era eso. Durante unas horas estuvimos perdidísimos. No sabíamos si era un angioma o qué era, hasta que llegaron un monton de dermatólogos y le explicaron a mi matrona qué era lo que tenía mi hijo. Luego, ella, con mucha delicadeza, me lo explicó a mi.
Ya en la habitación, los días siguientes vas viendo que  tiene partes de su cuerpo amorfas, como las rodillas y la tripa. Sus venas no dejan que crezcan normalmente. Estuvimos cuatro días en el hospital, haciéndole pruebas. Lo visitaron distintas especialidades; Cardiologia, Neurología, Dermatología, Cirugía Plastica, Traumatología y Oftalmología.
Finalmente, el cuarto día, cuando nos dieron el alta, nos explicaron que todas las pruebas que le hicieron en el hospital eran para descartar cualquier otra malformación. Me explicaron que el problema que tiene mi hijo en cuestión de tiempo mejorará bastante. Según vaya creciendo y engordando, el trastorno mejorará.
El tratamiento que tiene mi hijo es el pecho. Según ellos, no hay nada mejor que la leche materna para mejorar. Me han avisado que tenga mucho cuidado con las temperaturas y los traumatismos. Miedo me da cuando empiece a andar. Lo peculiar de mi hijo, es que lo tiene muy extendido. En sus cuatro meses de vida, he visto como ha mejorado bastante, incluso las partes que tiene amorfas han mejorado. A día de hoy, nos ha dado el alta el oftalmólogo y el cardiólogo. Los demás tendran que esperar y ver cómo evoluciona, porque siguen buscando más malformaciones. Mi hijo está estupendo, es juguetón, sonriente y feliz, sólo tiene un problema estético que con el tiempo se le pasará.


Te puede interesar

La historia de Iván Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (4)

Invitado - nacore
tu puedes lo tienes a tu lado otras no lo tenemos besos
Invitado - invitado
tienes un bebe guapisimo mucho animo y a seguir luchando por ese chiquitin que son lo mejor que nos puede pasar en la vida un abrazo muy grande para los dos
Invitado - invitado
Tienes un hijo precioso, y encima feliz. Ya verás como el resto de médicos también te darán el alta. Un beso,
Invitado - invitado
Eva, Iván es precioso. ¡Seguro que todo se solucionará! Un abrazo.