Mi bebé y yo

Detecta el maltrato en sus dibujos

( 1 voto) load

 ¿Cómo se detecta si un niño está siendo maltratado o si padece algún tipo abuso? ¿Cambia su actitud y su forma de relacionarse? La experta en grafología, Claudia Roxanna Díaz, explica cómo los dibujos pueden delatar estas situaciones.

Como bien sabemos, hay niños introvertidos y extrovertidos. Cuando existe un problema, como el caso del abuso sexual, el niño introvertido se retrae aún más y el extrovertido se vuelve introvertido. En ambos casos, existe un bloqueo en la comunicación verbal. Se detecta cuando aparecen cambios de comportamiento y se manifiestan de diferentes formas, pudiendo ser conductuales, físicas y/o emocionales, siendo ésta una alarma que nos indicará la situación de riesgo.

Existen indicadores de conductas y también indicadores a nivel físico. Por ejemplo, en cuanto a la primera, los niños suelen tener miedo a los adultos, se muestran muy cautelosos al relacionarse con los demás, etc. En cuanto al aspecto físico, se pueden encontrar hematomas, lesiones internas, quemaduras, etc.

Dentro de los malos tratos hay muchas variantes, una de ellas es el abandono. Esta negligencia se produce, sobre todo, a la hora de dedicar cuidados al niño, como la higiene, la alimentación, la escolaridad, etc. En cuanto al indicador físico, se observa retraso en el crecimiento y en el desarrollo, falta de higiene, cansancio, etc. y la conducta del menor suele ser agresiva, llama la atención, pide o roba comida, etc.

El abandono emocional se define en rechazar, insultar, despreciar, aislar, violencia doméstica, etc. Los indicadores físicos, en este caso, suelen provocar perturbación en el lenguaje, inmadurez en comparación a los niños de su edad, etc. y su conducta es de timidez, pasividad, conductas muy infantiles o muy maduras, a veces, agresividad, etc.

El abuso sexual tiene que ver con la participación consentida o no de un menor. Generalmente, seducen o coaccionan al niño que no está preparado por su desarrollo físico y psíquico. Existen dos formas de abusos: a nivel físico, violación, pornografía, prostitución infantil, incesto, tocamientos, etc. Sin contacto físico, realización de actos sexuales delante del menor, masturbación en presencia del niño, corrupción de menores, etc. Los indicadores físicos nos demostrarán que el niño puede tener dificultad para caminar, problemas de movilidad, puede existir sangrado, hematomas, lesiones en la vulva, ano dilatado, etc. y la conducta que se observa en el niño es reservada, se oculta, baja autoestima, miedo a ciertas personas o lugares, etc.

La sobreprotección, las amenazas, el aislamiento, las manipulaciones, las coacciones, las represiones, el chantaje emocional, el maltrato psicológico (gritar, por ejemplo), el maltrato prenatal (fumar durante el embarazo), etc. Todas estas acciones también son malos tratos. Incluso, otras actitudes más comunes que se ven, como la padre o el padre que gritan, sin darse cuenta ni siquiera a lo que dice su hijo, y le dicen: “Como no vengas, me voy y te quedas solo ahí para siempre”. De forma inconsciente, pero este padre, presa de la desesperación porque su hijo obedezca, lo está chantajeando, manipulando y amenazando.

El problema, y es cuando se convierte en un maltrato, es cuando esto se repite constantemente y no son conscientes del daño que están provocando.

Ahora, vamos a ver la interpretación del dibujo siguiente:

Se trata de un dibujo de una niña de cuatro años, atendida por probable abuso sexual. No se logra corroborar el diagnóstico.

Convengamos que está en una edad en la que surgen los miedos hacia los monstruos, los miedos a la separación con aquella figura que lo hace sentir seguro, protegido, pero, sobre todo, a aquellas personas más queridas cuando le hacen reproches, castigos, etc. También, a veces, pueden ocasionarlos los cuentos, los dibujos animados, etc. El dibujo del monstruo puede manifestar un cierto grado de agresividad, violencia de su entorno que percibe en este caso la niña.

La nariz, según la interpretación de Augusto Vels de su libro Dibujo y Personalidad, dice que es el símbolo sexual fálico masculino. Me llama la atención lo que dice la niña sobre su dibujo: Es un monstruo de colores, con una nariz larga, larga, largota”,teniendo en cuenta que no se puede llegar a concluir que esté siendo abusada sexualmente.

Los colores que utiliza manifiestan que lo que busca la niña es tranquilidad interior, un equilibrio en su autoestima, afecto y liberación. Esto se observa en el cuerpo del monstruo, en el verde que predomina en la nariz, que en este caso tiene que ver con el nerviosismo que manifiesta en la figura angulosa, donde nos permite percibir agresividad por su forma.

Lo que sí está claro es que la niña está rodeada de un ambiente no adecuado para su maduración emocional, un ambiente quizás violento. También existe la posibilidad de que vea películas, dibujos animados violentos, cuentos de terror o que existan abusos de amenazas que le ocasionen terror.

La duda está en si se abusa de la niña o no. Para tener una certeza total, se debería de tener más información, más material para estudiar, pues, como bien sabemos, no nos podemos basar en un solo dibujo.

 claudia-grafologiaArtículo de Claudia Roxana Díaz Vittar
Perito Calígrafo Judicial - Perito en Grafopsicología y R.R.H.H
Tel: (+34) 670 96 81 37 - Fax: (+34) 985 17 11 19
www.claudiadiazvittar.com

Te puede interesar

Maltrato y abuso infantil: cómo detectarlo Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)