Mi bebé y yo

Ayúdale a ser ordenado

( 13 votos) load

¿Acaba de jugar en su espacio de juegos y es imposible que deje todo en su sitio? Te explicamos qué debes hacer para que ordenar le parezca, también, un juego.

A menudo, los problemas surgen porque al niño se le hacen observaciones del tipo: "Ahora, ya eres mayor y puedes ordenar tú solo". El niño tiene que hacer frente a una tarea sin estar preparado para ello. A esta edad, es importante ayudarle a poner orden, jugando y asignándole cada vez una pequeña tarea, por ejemplo: "El tren entra en la estación, los barcos llegan al puerto, el empleado de mudanzas coloca las sillas junto a la mesa, los zapatos se van andando solos y se acuestan".

De todas formas, es importante tener en cuenta algunos principios:

En el juego espontáneo, se dará al niño libertad para que empiece más de un juego, sin tener que ordenar entre uno y otro.

Al final de la jornada de juego, se pueden reunir todos los juguetes en mitad de la habitación y por turnos. Podéis hacer ver que sois vendedores y vais ofreciendo cada artículo que el otro debe ordenar. También se puede poner un disco y reordenar cantando una canción de modo que, cuando termine la música, la habitación esté en perfecto estado.

Pedid al niño que elija por sí mismo qué prefiere ordenar, independientemente del juguete que haya utilizado o aunque no haya jugado con ninguno.

El niño estará más motivado para ordenar si se anuncia para "luego" una actividad que le guste especialmente, como por ejemplo el baño, un cuento o unos dibujos animados.


 

Te puede interesar

¡Ordenar es importante! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)