Mi bebé y yo

Castigos: lo que no hay que hacer

( 36 votos) load

Los castigos son un medio para conseguir educar a los niños. Pero no todo vale a la hora de castigar. Te decimos qué debes evitar si no quieres que el castigo sea contraproducente.

Te damos las claves para que sepas qué no debéis hacer a la hora de poner en marcha un castigo.

- No le neguéis la comida. La comida está relacionada con el instinto de supervivencia: su falta crea en el niño ansiedad y hostilidad. Si queréis tomar tomar una medida que esté relacionada con su actitud en la mesa, podéis decidir que coma solo, o quitarle algo superfluo, como el postre.

- No le quitéis el cariño. Transmitir al niño el mensaje: "Si te portas así, ya no te querré" o, de manera más sutil, seguir regañándole induce una inseguridad que persiste a largo plazo y que penetra a fondo en la psique del niño.

- No estéis de morros. La medida se tiene que comunicar en el momento . Luego, es importante transmitir al niño que le seguís queriendo.

- No hagáis chantajes afectivos. Hay que evitar todas las fórmulas que inducen sentimientos de culpa, del tipo: "Así haces sufrir a mamá" o "Si me quisieras..."

- El niño no tiene que sentirse inadecuado o malo. Es importante que, aunque le regañéis, no le rechazáis a sino sólo su comportamiento, porque ofende y genera una reacción negativa. Por lo tanto, intentad evitar que el niño responda con una reacción defensiva, que anularía todos los esfuerzos para convencerle.

Te puede interesar

Castigos infantiles: ¡lo que no hay que hacer! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (18)

Invitado - invitado
Con todo respeto para todas las mamas, yo tengo una bebe de 2 años y lo que me ha funcionado es entender que es una persona mas en casa, no le puedo gritar por que si lo hago le enseño que se debe gritar, jamas he tenido la necesidad de castigarla, de hecho si yo no me castigo por que castigarla a ella, entiendo que ella a veces no querra hacer lo que yo quiero que haga y la respeto, la mejor forma que ella haga las cosas es con el ejemplo y con mucho amor, son sus hijos pienso que es lo mas valioso del mundo, entiendan son personitas y requieren el mismo respeto que ustedes quieren.
Invitado - invitado
Tienen razon la señora silva parece de otro mundo, lo siento yo creo en dios, pero tambien en la bondad de los niños, nosotros somos los que devemos guiarles a ser independientes en su futuro, pero queriendolos y dandoles buenos consejos. Un niño es el ser mas inocente y bondadoso del mundo, no existen demonios en ellos, ese comentario resulta espantoso, de mentes estrechas.
Invitado - invitado
Por favor, el comentario de Marisol Silva me parece que ni siquiera debería figurar en estos comentarios. Hay que estar muy desubicada por no decir otra cosa para pensar y atreverse a decir ño que acabo de leer. Miedo me da la de niños que van a sufrir y lo que les podéis hacer s pensáis qu estan con " influencias demoniacas" . Por favor!!
Invitado - invitado
Marisol Silva Parece mentira que todavía en estos tiempos haya gente capaz, no ya de decir, sino de pensar las cosas que piensas. Los niños son niños, y esa barbaridad de las "influencias demoniacas" parece sacada de la prehistoria. No hace falta creer en Dios para tener buenos sentimientos y para querer a tus hijos. Todos cometemos errores, y conozco gente muy creyente que también los comete. O es que sólo el Dios de los protestantes es el efectivo? Por favor, cada uno tiene sus creencias, pero vale ya de intentar alienar a la gente. Supongo que tus intenciones son buenas, pero el consejo que das es, cuanto menos, ridículo, por no decir malvado. Suerte con tus hijos y que los demonios no aparezcan.
Invitado - invitado
Dios es el único que puede ayudarnos con la crianza de nuestros niños , a Biblia contiene micho recurso , para eso, Dios padre concede la sabiduría el amor y la verdadera autoridad para corregir y guiar a nuestros hijos , no debemos permitir. Que nadie intervenga solo los padres , y algún mentor o ayuda espiritual correcta, hay escuela para padres en las iglesias protestantes.La palabra de Dios dice que todo lo que el hombre sembrare eso cosechara, aveces no hemos sido buenos hijos con nuestros padres, hemos sido rebeldes con ellos y nos hemos revelado contra toda figura de autoridad , y todo en la vida se devuelve.los niños son influenciados por espíritus demoniacos , ellos son los que chillan y les hacen actuar como hemos visto en los relatos, aun hay esperanza para los padres si toman la decisión de acercarse al padre celestial , solo con el aprenderemos a ser los mejores padres y tendremos los mejores hijos ,Dios bendiga a los padres, yo he tenido muchísimas experiencias de ver como los niños son libres de influencias demoniacas y aprenden a ser sumisos y obedientes. Marisol silva Santiago de Chile
VER MÁS COMENTARIOS