Mi bebé y yo

Celos entre hermanos: peleas y discusiones

( 1 voto) load

Los celos entre hermanos son muy habituales. Sin embargo, en ocasiones pueden originar peleas y discusiones constantes. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Cómo actuar correctamente? Te lo explicamos. 

Los celos entre hermanos son muy frecuentes: se pelean y discuten muy a menudo, incluso llegando a los golpes. Y, normalmente, culpan a mamá y papá de "pretender lo mejor para el otro". En este sentido, los celos que afectan a ambos niños son muy fuertes e impiden que los pequeños sepan manejarlos correctamente, desplazando la figura de los padres y focalizando toda la atención en el otro hermano, el "causante" de tal sentimiento. 

¿Cómo actuar?
En estos casos, los padres deben actuar de manera justa, lo que puede llegar a ser delicado. En las situaciones de fuertes sentimientos de celos entre hermanos, los dos niños tienen la sensación de ser menos amados de lo que les gustaría y eso es lo único que les importa y en lo que focalizan toda su atención. Los padres deben tener en cuenta que los sentimientos de celos y rivalidad pueden ser la expresión de una necesidad, común a ambos hermanos: un reclamo de atención, de más consideración o de ser escuchados por los padres.

En este contexto, es importante que tanto mamá como papá traten de igual manera a ambos hijos, con la misma consideración y sin permitir ciertas cosas a uno y al otro no. Por ejemplo, mamá puede ir a la tienda a comprar con uno, mientras papá va con el otro a lavar el coche. También es importante que en ningún caso se hagan comparaciones entre los dos hijos y que se les elogie cuando se lo merezcan y de forma equitativa. Por ejemplo, en casa, se les debe confiar tareas similares, de igual importancia y que se pueden recompensar de una misma manera una vez se han llevado a cabo.

Si los dos hermanos se muestran enfadados entre ellos y discuten y se pelean muy a menudo, es bueno recordarles que mamá y papá quieren lo mejor para ambos y que no aman más a uno que a otro. Puede parecer una obviedad, pero es bueno recordarlo a ambos niños, ya que ellos no lo tienen tan claro y confuden sentimientos y sensaciones. También es muy beneficioso que los pequeños puedan expresar en palabras lo que sienten. De esta forma, lo sacan de dentro y se sienten escuchados por mamá y papá, evitando, de este modo, el sentirse subestimados. 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Celos entre hermanos: peleas y discusiones Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)