Mi bebé y yo

Palabras que pueden herir

( 2 votos) load

En ocasiones, los padres pueden utilizar palabras poco amables dirigidas a sus hijos cuando se portan mal. Aunque estas expresiones se utilicen de forma impulsiva, pueden ser dañinas para el niño. Te explicamos cómo evitarlas.

Los niños, a menudo, cometen accidentes domésticos, tales como tirar un vaso lleno de agua, tropezar con objetos frágiles, dejar huellas en los cristales o caerse al suelo. A veces, cuando esto sucede, puede que los padres pierdan la paciencia y se les escapen palabras como "torpe" o "tonto". Son expresiones desagradables para cualquiera, pero en un niño pueden tener un efecto devastador, ya que pueden herirle profundamente. Aunque papá o mamá, al decirlo, no lo hagan queriendo, deben vigilar mucho este tipo de reacciones y evitarlas a toda costa. 

El uso de estas expresiones es violencia verbal, ya que son insultos más o menos ofensivos. Así que lo más adecuado es pararse a contar hasta diez antes de dejarse llevar por palabras poco meditadas que salen de la boca de forma impulsiva. Resulta básico, para el bienestar del pequeño, distanciarse de cualquier patrón negativo a nivel educativo, y el uso de descalificativos es uno de ellos. Para el niño puede suponer un trauma a largo plazo, algo que recordará como la forma de reaccionar habitual de sus padres o de uno de ellos ante algo que ha hecho mal. Lo importante es tratar siempre al niño con respeto, amabilidad y tacto, incluso cuando se porta mal. 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Palabras que pueden herir Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)