Síguenos
Mi bebé y yo

Juegos para superar sus miedos

( 4 votos) load

Cómo ayudar al niño a conocer mejor emociones como el miedo y a poner cara a las cosas que más les asustan, a través de los cuentos, las risas y las representaciones.

el miedo a la oscuridad, los monstruos que aparecen cuando mamá dice “buenas noches” o, simplemente, el ladrido del perro o el temor al agua del baño. Cada niño tiene sus propios miedos. Muchas veces, se trata de simples molestias, mientras que, otras veces, se muestran en forma de temores más intensos y extraños. En este caso, los papás deben ayudar al niño a superar sus miedos, dándoles una identidad y enseñando al niño a representarlos a través de los cuentos, los dibujos o las palabras. Te ofrecemos una pequeña muestra de los miedos más comunes y algunos consejos sobre cómo afrontarlos junto al niño.



big Img
Foto 1 de

|

La oscuridad: dibújala 
Al niño le puede asustar la oscuridad porque tiende a “poblarla” de criaturas espantosas. Una manera de representar los miedos es dibujarlos. Se puede pedir al niño que represente en un folio en blanco las cosas que más le asustan de la oscuridad y, después, destruir el papel delante de él.

|

Miedo al agua: un baño gradual
Al niño le puede molestar que le laven el pelo o el baño. Con la ayuda de libros de goma o juguetes para el agua, los papás podrán tranquilizar al pequeño, sujetándole físicamente y ayudándole a aclimatarse, mientras se le echa el agua por la cabecita poco a poco.

|

Miedo a los extraños: obsérva sus reacciones
El miedo a los extraños se empieza a presentar a partir de los ocho o nueve meses, cuando el bebé empieza a distinguir los rostros familiares de los desconocidos. Se le podrá proponer un acercamiento al extraño, pero observando y respetando las reacciones del pequeño, sin imposiciones.

|

Miedo a los ruidos: búrlate de ellos
Si el niño se asusta por un ruido fuerte, como un trueno, los papás tienen el deber de demostrarle cercanía física, por ejemplo, abrazándole. Otra forma de ayudar al pequeño es reírse juntos del estruendo, reproducir el ruido como si nos estuviéramos burlando de él.

|

Los animales: imítalos 
Es uno de los miedos que los papás deben trabajar más, para ayudar al niño a acercarse a los animales domésticos gradualmente. Los papás pueden pedir al niño que les cuente qué haría él si fuese un perro o un gato, para poder conocer desde dentro el mundo que antes le asustaba. 

Te puede interesar

Miedos: ¡jugar los ahuyenta! Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)