Consejos para bajar la fiebre al niño
Síguenos

PUB - Banner skin_top OAS_AD 'Top3'

PUB - Banner skin_left OAS_AD 'Frame1'

PUB - Banner skin_right OAS_AD 'Frame2'

Consejos para bajar la fiebre al niño

1 1 1 1 1 2(4 Votos)

La fiebre es un mecanismo de defensa del organismo que no siempre hay que combatir. Sin embargo, si el niño se encuentra muy mal, hay remedios que ayudan a bajar la temperatura y alivian al pequeño.

A continuación, te mostramos cuáles son los remedios más eficaces para bajar la temperatura del niño cuando la fiebre es superior a 38 ºC y le provoca malestar.




Foto 1 de

|Si la temperatura es superior a 38 ºC, administrarle un medicamento antitérmico, previamente prescrito siempre por el pediatra. Los fármacos de uso común son el paracetamol y el ibuprofeno. La tendencia actual es no alternar o combinar el uso de ambos fármacos, pero será el pediatra quien determine qué fármaco usar, en qué dosis y cada cuántas horas.|La cantidad de medicamento administrada debe basarse en el peso del niño, y también la determinará el pediatra.|Un remedio tradicional que puede aliviar al pequeño es aplicarle paños de agua templada o fría sobre la frente o en las extremidades.|Le puedes bañar en agua templada para favorecer la dispersión del calor. El agua no debe estar demasiado fría, puesto que el choque de temperatura puede perjudicar al niño.|Dar de beber mucha agua al niño también contribuye a eliminar la infección y mantener al pequeño hidratado.|Cuando la fiebre haya desaparecido, el niño necesita otros cuatro o cinco días de convalecencia, lo que significa que debe guardar reposo y es preferible que salga a pasear en las horas más cálidas de día.|

Los golpes de frío son muy peligrosos, ya que las infecciones provocan una bajada de defensas transitoria, lo que puede facilitar a nuevos virus o bacterias la entrada en el organismo del niño. Es mejor abrigarle bien al salir cuando hace frío, lluvia o viento.

|

La falta de apetito es normal cuando el niño está enfermo o tiene fiebre. Nunca hay que obligarle a comer, si no le apetece. Sin embargo, aceptará mejor los alimentos fluidos y ligeros, como los purés de verduras o frutas.

|

La hidratación es fundamental. Si el niño no quiere comer, nunca debe faltarle líquido. Los zumos de frutas y el agua van muy bien y le aportan vitaminas y sales minerales, además de mantenerle hidratado y ayudarle a vencer la infección más deprisa.

3
1
G+
0
0 Comentarios Comentar
Y tú ¿Qué opinas?
Comentarios
  • No se han encontrado comentarios
Actividad reciente

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado

PUB - Banner OAS AD 'Bottom1' Articulo Patrocinado

}