Mi bebé y yo

La enfermedad boca-mano-pie

( 1 voto) load

Se trata de una enfermedad muy contagiosa, que afecta, preferentemente, a niños menores de cinco años. En general, evoluciona de forma benigna y no requiere de un tratamiento específico.

Últimamente, se está diagnosticando en bebés y niños pequeñitos una enfermedad exantemática conocida con el nombre de enfermedad boca-mano-pie. Se trata de una infección viral provocada por enterovirus, siendo los responsables más frecuentes el virus Coxsackie A16 y el Enterovirus 71, aunque puede haber otros responsables, de la misma familia. Esta enfermedad afecta, sobre todo, a niños preescolares y es muy contagiosa, por lo que pueden llegar a producirse auténticas epidemias.

Cuáles son sus síntomas
• La enfermedad boca-mano-pie se manifiesta con fiebre y con la aparición de vesículas en la mucosa de la boca y en la lengua, así como en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, que pueden ser sensibles o dolorosas si se presionan. Se trata de vesículas ovaladas de 2-3 mm, que recuerdan mucho a las vesículas de la varicela. El cuadro suele durar pocos días y se soluciona de forma espontánea sin necesidad de tratamiento.

Puede ocurrir que existan formas clínicas en las que las vesículas aparezcan sólo en una o dos de las localizaciones típicas. También pueden presentarse formas más extensas y generalizadas (no únicamente en manos, boca y pies, por ejemplo, en las nalgas y en las extremidades). Además, la forma de presentación puede manifestarse simulando otras enfermedades exantemáticas, lo que parece depender de una mayor virulencia del virus responsable o de otros serotipos de estos gérmenes. Estas formas atípicas tampoco exigen tratamiento.

• El período de incubación (tiempo que pasa entre la infección y el desarrollo de los síntomas) es de tres a siete días. La enfermedad se propaga de una persona a otra por contacto directo con secreciones de nariz y garganta, saliva, líquido de ampollas o las heces de una persona infectada. Es más contagiosa durante la primera semana.

No existe tratamiento específico para esta infección, únicamente, el sintomático para aliviar los síntomas. La recuperación completa suele conseguirse en cinco-siete días. La fiebre y el malestar general suelen desaparecer en tres o cuatro días, y las úlceras de la boca, en una semana. Las vesículas de las manos y de los pies pueden tardar hasta más de diez días en desaparecer.


Dr-Trapote 


Presidente del Grupo de Investigación y Docencia en Pediatría Extrahospitalaria (GRINDOPE).

Especialista en alergología.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

¿Qué es la enfermedad boca-mano-pie? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Por si les interesa la información, parece ser que con posterioridad a los síntomas de estas enfermedad, las uñas tanto de las manos como de los pies pueden salir escamadas, una vez que se pasa el crecimiento de la zona escamada, las uñas continúan creciendo normalmente. Al hijo de una amiga le ocurrió, y pareció ser algo común en algunos de los niños que habían pasado la enfermedad de boca-mano-pie. Gracias por todo, ya las cosas interesantes que nos comunican.