Mi bebé y yo

Tiene acetona

( 12 votos) load

El trastorno se presenta con un fuerte mal aliento y a veces, vómitos. No está considerado una enfermedad propiamente dicha. Se trata del síntoma de un desajuste alimenticio que puede acompañar a algunas enfermedades.

El síntoma inconfundible es el olor del aliento a manzana demasiado madura. Este olor se conoce como aliento acetónico. Además, el niño está somnoliento, irritable y rechaza la comida. También puede tener vómitos, fiebre, dolor de barriga, malestar general, ojeras, dolor de cabeza y lengua seca.

Las causas más frecuentes
En los niños, las reservas de azúcares complejos, que son aquéllos que dan energía de larga duración, se agotan más rápidamente que en los adultos. Como fuente alternativa de energía, el organismo recurre, entonces, a las grasas.
Cuando se queman, las grasas producen tres sustancias llamadas cuerpos cetónicos: el ácido acético, el ácido ácido betahidroxibutírico y la acetona.
Ésta última es una sustancia volátil que, en contacto con el aire, desprende su olor. Concretamente, la acetona se forma en los siguientes casos:

-El niño ha estado en ayunas durante muchas horas: al no poder obtener azúcares, el organismo toma energía de las grasas.
- Ha comido de manera desordenada y con muchas grasas (patats fritas, fritos, chocolate, nata): cuando hay demasiadas grasas, el organismo las quema junto con los azúcares.
- Tiene fiebere alta o se ha expuesto a un esfuerzo físico muy prolongado: el organismo consume rápidamente los azúcares y recurre a las grasas.
-Vomita: normalmente lo que provoca la acetona es el vómito, que elimina muy rápidamente las reservas de glucosa presentes en el organismo. Pero también puede ocurrir lo contrario, en particular cuando los cuerpos cetónicos alcanzan niveles muy altos y afectan a la zona del cerebro del que parte el estímulo de vomitar.

Cómo se afronta
-No es necesario intervenir con remedios específicos. Es suficiente con dar al niño una infusión de manzanilla con una cucharadita de azúcar o de miel (esta última, sólo a partir del segundo año), para que la beba a sorbos, o quizá un zumo de fruta.  Si no tiene diarrea, también se le puede dar de beber un poco de refresco de cola.
- Si el vómito ha estado causado por un empacho de dulces o de patatas fritas, es bueno hacerle comer durante un par de días alimentos ricos en carbohidratos complejos, como pan, pasta, arroz, patatas, además de fruta y verdura, y eliminar de su dieta los alimentos con un alto contenido en grasas, como carne, lácticos garsos, embutidos, ffritos, dulces y chocolate.

A medida que vuelva a tener apetito, se le puede dar pan tostado con mermelada o miel, leche o yogures desnatados y azucarados. Después, ya podrá comer arroz o pasta condimentados con un poco de aceite virgen de oliva y queso rallado.
No es necesario que el niño haga dieta durante un largo período de tiempo: cuando empiece a estar mejor, puede comer de todo, dando preferencia, por supuesto, a la comida sana.

¿Cómo se sabe si el niño tiene acetona?
Los cuerpos cetónicos son eliminados a través del aire que sale de los pulmones y de la orina. En la orina, este trastorno se puede detectar con una tira que se moja con la orina y que se vende en las farmacias. Indica si hay cetonuria. Se moja la tira con alguna gota de orina del niño: según la presencia o no de acetona, la tira se vuelve de un color diferente. Si el resultado es positivo, es decir, si el niño tiene acetona, se le debe dar una dieta adecuada durante dos o tres días; si es negativo, es decir, si el niño no tiene acetona, es recomendable acudir al pediatra para entender las causas del malestar.
 

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

MI hijo tiene acetona: ¿qué és? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)